Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robles afea al PP que "saque pecho" con Obama, que viene, entre otras cosas, a "reconocer" a las fuerzas de seguridad

La número dos de la lista del PSOE al Congreso por Madrid, Margarita Robles, ha criticado que el PP "saque pecho" por la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a España el próximo mes de julio cuando, según ha dicho, viene a "reconocer" la labor de las Fuerzas de Seguridad y los servicios de Inteligencia españolas.
"Estoy convencida de que Barack Obama viene a España, entre otras cosas, por el gran trabajo que están haciendo los servicios de inteligencia española, en concreto el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) colaborando con otros servicios", ha afirmando en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.
En este sentido, ha afeado al Gobierno de Mariano Rajoy que trate "de alguna manera ponerse la bandera de esta visita" por que, a su juicio, es "irresponsable que en materia de política internacional uno trate de sacar pecho". Robles aludía así a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, que ha señalado que la visita demuestra que las relaciones con Estados Unidos se están raconstruidas tras estar "muy deterioradas" como consecuencia de la política exterior del anterior Gobierno. El último presidente de Estados Unidos que visitó oficialmente España fue George W. Bush hace 15 años durante el mandato de José María Aznar.
Así pues,no cree que la visita del presidente estadounidense entre el 7 y 9 de julio favorezca "ni deje de favorecer" al partido del Gobierno en funciones por anunciarlo en precampaña y ha subrayado que hacer un "planteamiento partidista" de ciertas materias como la Justicia, la política interior y política exterior supone un "flaco favor a España".