Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuñado de Roca y un exedil de Marbella entran en prisión para cumplir la sentencia de 'Malaya'

El cuñado del cerebro de la trama de corrupción en Marbella (Málaga) y un exedil marbellí han ingresado voluntariamente en prisión para cumplir la pena de cárcel impuesta en la sentencia del caso 'Malaya', según han confirmado fuentes judiciales.
Así, el primero, Antonio Jimeno, ha ingresado en la cárcel de Murcia. Éste está condenado por un delito de blanqueo de capitales a una pena de dos años y seis meses de prisión y al pago de una multa de 916.5409 euros.
En el caso del exedil, se trata de Emilio Jorrín, condenado a dos años y seis meses de prisión y al pago de una multa de 54.000 euros por un delito de cohecho continuado. Éste ha entrado en la cárcel de Algeciras (Cádiz).
Salvador Gardoqui, el contable de la mayoría de las empresas del cerebro del caso, Juan Antonio Roca, también se encuentra ya en prisión, en este caso en la de Alcalá de Henares, en cumplimiento de la sentencia.
La Sección Primera de la Audiencia de Málaga dictó un auto por el que se iniciaba la ejecución de la sentencia y en el que se daba a 26 condenados un plazo de 10 días para ingresar en prisión, que termina este miércoles. Posteriormente, les advirtió de que si no cumplen dicho plazo se decretará su busca y captura.