Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodríguez de Miñón pide "no insistir todos los días" en los "defectos" de la Constitución y resalta su utilidad

El ponente constitucional Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, miembro permanente del Consejo de Estado, ha pedido este miércoles "no insistir todos los días" en los "defectos" de la Constitución, de la que ha resaltado su capacidad para generar una larga etapa de paz y crecimiento económico.
Ha señalado en Ibercaja Patio de la Infanta de Zaragoza que la Carta Magna tiene defectos como "toda obra humana", como todas las constituciones, "pero sus virtudes también deben destacarse y deben ser más virtudes que defectos cuando ha presidido un periodo pacífico y de progreso" durante décadas.
Ha traído a colación la celebración del bicentenario, en 2012, de la Constitución de Cádiz, de la que ha resaltado que estuvo vigente en España durante cinco años en tres periodos. El balance de la Constitución de 1978 es "infinitamente mejor que cualquiera" de las que ha habido antes en España, ha aseverado.
La Constitución "puede reformarse, pero hace falta un gran consenso y saber en qué sentido se quiere reformar". Ha puesto de ejemplo el caso del Senado, cámara de la que "hay múltiples modelos". Ha comentado que en un curso que organizó en la Academia de Ciencias Morales y Políticas propuso un debate sobre el Senado y cada participante planteó su propio modelo.
También ha valorado la figura del expresidente del Gobierno de España Adolfo Suárez, de quien ha destacado que "cumplió un papel fundamental en la Transición", lo que "le hace ser una figura muy importante", agregando que "su legado y su figura quedan para la historia".
CONFERENCIA
Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón se ha expresado así en declaraciones a los medios momentos antes de impartir una conferencia sobre el tema '¿Unión Europea versus Estado social?', dentro del III Ciclo 'Primera plana de la economía', organizado por la Obra Social de Ibercaja y la Cátedra Ernest Lluch de la Universidad de Zaragoza.
Ha dicho que la Cátedra es "un foco cultural de alta gama" que además mantiene la memoria de Lluch, un "gran personaje" que fue amigo de muchos de los participantes en este ciclo y al que tenía "un afecto verdaderamente fraternal".
Sobre la UE ha considerado que "se orienta hacia un modelo muy liberal" en lo económico, "muy poco social", añadiendo que el Tratado de Lisboa contiene "afirmaciones retóricas", pero el Tribunal de Justicia de la Unión "insiste en hacer del valor de la libertad el principio hegemónico". También ha criticado los recortes sociales y la política de austeridad, que ha conducido a que se supriman políticas sociales que "dan contenido al Estado social".
Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón nació en Madrid en 1940 y se formó en esta ciudad, en Oxford, en Lovaina y en París. Es doctor en Derecho, letrado del Consejo de Estado y secretario general técnico del Ministerio de Justicia. Colaboró muy activamente en la elaboración de la Ley para la Reforma Política (1977) y en la primera normativa electoral democrática.