Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El experto Rogelio Alonso dice que el comunicado es un "alivio" pero la "amenaza" continúa

El profesor titular de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y experto en terrorismo, Rogelio Alonso, ha afirmado este martes que el comunicado en el que la banda armada ETA anuncia el cese definitivo de la violencia supone "un alivio", pero ha advertido de que "continúa siendo una amenaza".
Alonso es el director académico de las jornadas organizadas por la Fundación Manuel Giménez Abad sobre el tema 'Secuestros y toma de rehenes por parte de grupos terroristas: prevención y respuestas', que se celebran en el Palacio de La Aljafería de Zaragoza, sede de las Cortes de Aragón,
En declaraciones a Europa Press, Rogelio Alonso ha expresado que "ETA no se ha disuelto, sigue activa" y "mientras exista constituye una amenaza", por lo que no debe "subestimarse" su carácter terrorista. Alonso ha señalado que "hay que seguir trabajando para evitar que esa amenaza sirva de coacción a la sociedad y al Gobierno".
"ETA tiene que desaparecer", ha continuado el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, en cuya opinión mientras exista representa "una coacción y una amenaza". Además, "genera una presión sobre la sociedad que no se puede admitir y lo importante es que no se subestime el hecho de que ETA continúa existiendo".
A esto ha añadido que el "frente político" de ETA está presente en las instituciones, en alusión expresa a Bildu, que "es parte de la estrategia de ETA" como constatan las pruebas policiales y ha corroborado el Tribunal Supremo (TS).
Que Bildu esté en las instituciones significa que "una organización terrorista está en las instituciones", lo cual "no se puede admitir porque supone una coacción sobre el resto de partidos democráticos que están en las instituciones sin el respaldo de una organización terrorista", ha dicho el experto.
Por último, Alonso ha recordado que "ETA no ha desaparecido, no ha dicho que haya renunciado a sus objetivos ni a la negociación política que su brazo político exige".