Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romeva dice que la proclamación de independencia no tiene por qué ser una Declaración Unilateral de Independencia (DUI)

Desea un Gobierno que "ponga sobre la mesa un referéndum" pero lo ve difícil porque Podemos no tiene fuerza suficiente para hacerlo valer
El conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucional y Transparencia de la Generalitat, Raül Romeva, ha defendido este viernes que la hoja de ruta que el Govern está siguiendo prevé una "proclamación de independencia" en esta legislatura, pero no tiene por qué ser una declaración unilateral de independencia (DUI)
En una entrevista del 'Ara' recogida por Europa Press, ha respondido que "proclamación es sinónimo de declaración de intenciones" en relación al matiz que hizo la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, a las palabras de la portavoz de JxSí, Marta Rovira, que advertía de la necesidad de proclamar la independencia para dar sentido jurídico a las leyes de un nuevo estado.
Preguntado por si esa proclamación es una declaración unilateral de independencia (DUI), ha matizado que "técnicamente, depende de cómo se haga, no tiene por qué serlo".
Romeva ha explicado que la hoja de ruta marca que esa proclamación de independencia se hará antes de las elecciones que el Govern pretende que sean constituyentes de un Parlament destinado a redactar una constitución catalana, que debe ser refrendada "por el pueblo".
"Ese será el punto final del proceso", ha dicho y ha destacado que el guión está escrito hasta los 18 meses, pero que el objetivo de tener un Estado independiente está más allá.
18 MESES
Sobre el plazo de 18 meses, ha explicado que es un compromiso electoral, que responde a una legislatura que "estructuralmente es excepcional porque responde a una fase de postautonomismo y prerrepública" y porque, desde el punto de vista técnico y jurídico, se les ha explicado que es posible hacer lo que quieren hacer en ese tiempo.
Ha especificado que la voluntad del Govern es que sean 18 meses, pero que en ese tiempo pueden pasar muchas cosas y estarán atentos a ellas, y ha incidido en que todavía habrá que pasar por las urnas.
Ha puntualizado las palabras del presidente de la Generaliat, Carles Puigdemont, que aclaró que con un 48% de los votos se podía iniciar el proceso pero no terminarlo: "La hoja de ruta no termina en 18 meses. Después de ellos tiene que haber unas elecciones constituyentes de la que surgirá un Parlament que tiene que elaborar la Constitución, que debe ratificar el pueblo. Es aquí donde diremos que seremos una república".
NUEVO GOBIERNO
"El punto y final es aquí. Esto empieza en las urnas y tiene que acabar en las urnas", ha zanjado Romeva, que ha asumido la importancia de la constitución de un Gobierno en el Estado, que aflorará en ese periodo, y sobre el que ha deseado que sea más democrático.
"Que ponga sobre la mesa un referéndum. Todo el mundo lo aceptaría", ha dicho, aunque ha puntualizado que no cree que fructifique porque la formación que lo lleva en su programa, Podemos, no tiene fuerza suficiente para hacerlo valer.