Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez responde a Van Rompuy que las "obsesiones" nacionalistas requieren tratamiento médico y no federalismo

La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha advertido este martes que una reforma federal del Estado impulsada con el objetivo de contentar las "obsesiones" nacionalistas está "condenada al fracaso". "Las obsesiones tienen tratamiento, pero no es político sino médico", ha defendido.
Rosa Díez ha sido la encargada de presentar en el Fórum Europa la intervención del candidato de UPyD al Parlamento Europeo, Francisco Sosa Wagner. En este marco, ha recordado que su formación defiende una reforma del modelo de Estado hacia un sistema federal, pero como vía para solucionar los problemas de los ciudadanos y no para tratar las "obsesiones" nacionalistas.
El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha recordado este martes que en su país, Bélgica, nunca se ha planteado ningún referéndum independentista y la elección fue optar por más federalismo y dar más poderes y medios financieros a las regiones.
"El federalismo no es una opción para frenar al nacionalismo. Decir eso es, o no saber qué es el nacionalismo, o no saber qué es el federalismo --ha respondido Rosa Díez--. El federalismo es lo más contrario al nacionalismo porque supone garantizar la igualdad, mientras que el nacionalismo busca garantizar la diferencia".
Según ha insistido, el proyecto federalista de UPyD no está ideado para contentar a los nacionalistas, sino que es "a pesar de los nacionalistas" y como consecuencia de que, a su juicio, en la actualidad en España conviven tres modelos: federal, confederal y centralista. Esto hace que España sea un Estado "inviable" en lo político e "insostenible" económicamente.
LA UE "MUY CLARA", CATALUÑA QUEDARÍA FUERA
En este contexto, el candidato de la formación magenta ha alabado la respuesta de las instituciones europeas a las aspiraciones independentistas, que han sido "muy claras" al advertir de que una Cataluña independiente pasaría a ser un tercer estado y, por tanto, tendría que "ponerse a la cola" para ingresar de nuevo en la UE. Según ha recordado, Croacia tardó diez años aproximadamente en culminar este proceso.
En cuanto a las elecciones del próximo 25 de mayo, Sosa Wagner ha reconocido que "sería una catástrofe" que los ciudadanos no acudieran a las urnas y ha mostrado también su preocupación por el ascenso de partidos euroescépticos y xenófobos en Reino Unido y Francia. "Me preocupa en términos culturales o civilizatorios", ha reconocido animando a los "demócratas y europeistas" a "no estar todo el día mesándonos los cabellos por estos señores" y presentar una alternativa a los ciudadanos.