Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez considera que la clase política no recuperará la confianza "si las palabras no van acompañadas de hechos"

Critica que PP y PSOE "nunca asumen la responsabilidad ni reconocen nada hasta que hay una sentencia firme de un tribunal"
La portavoz de UPyD en el Congreso de los Diputados, Rosa Díez, ha considerado que la clase política no recuperará la confianza de los ciudadanos "si las palabras no van acompañadas de los hechos", a la vez que ha criticado que PP y PSOE "se parecen", ya que "nunca asumen la responsabilidad política ni reconocen nada hasta que hay una sentencia firme de un tribunal".
Así, Díez, que ha participado en Málaga en una recogida de firmas para la reforma de la ley electoral, junto al coordinador territorial de UPyD en Andalucía, Martín de la Herrán, ha lamentado que en España "aunque parezca mentira, el delito de financiación ilegal de los partidos políticos no existe, porque no lo han querido poner en el Código Penal ni el PP ni el PSOE".
En este sentido, ha subrayado que esta situación "de desconfianza" está produciendo "un hartazgo", que, según ha argumentado, "no tiene mucho arreglo salvo que se cambien las leyes, además de hacer discursos". Así, ha incidido en que "no valen las palabras sin hechos".
En este contexto, ha aludido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de quien ha dicho que realizó "un discurso contra la corrupción verdaderamente extraordinario", aunque se ha preguntado: "¿Ha planteado una iniciativa de reforma de ley? ¿Ha presentado una ley de transparencia? ¿Hay una ley contra la corrupción con la que se comprometió? ¿Qué explicación ha dado a los papeles que hemos conocido respecto de que tenía conocimiento de que el PSOE se estaba financiando con cargo a los fondos destinados al empleo?".
GOBIERNOS DE COALICIÓN
Cuestionada sobre qué papel jugaría UPyD en caso de tener la posibilidad de formar gobierno en autonomías o en el Estado, Díez ha aclarado que el objetivo de la formación es "cambiar la política". "Para que cambie la política hay que exigir y para cualquier pacto, en vez de consejerías o ministerios vamos a exigir acuerdos concretos", ha agregado.
"Nunca aceptaremos un pacto con un grupo político que no pase por acuerdos con base en reformas de las administraciones", ha reiterado, a la vez que ha criticado que "no haya 16.000 euros para ofrecer las becas Erasmus completas y que nos gastemos 6.000 millones de euros en mantener las diputaciones", algo que ha calificado de "escándalo".
Asimismo, ha aclarado que su formación no pondrá "encima de la mesa" cargos como vicepresidencias. "Tendrán nuestro apoyo si quieren pactar estas políticas, unos u otros, porque las siglas no son lo importante, sino el contenido", ha apostillado.
En este sentido, ha aclarado que UPyD "no quiere ser bisagra", sino "condicionar" la política y "ganar las elecciones". "Jamás hubiésemos entrado en un gobierno de coalición en Andalucía, con el criterio con el que ha entrado IU, desdiciéndose de su programa electoral", ha incidido.
CRECIMIENTO DE UPYD
Sobre la posibilidad, según han publicado diversas encuestas sobre intención de voto, de que UPyD protagonice un crecimiento en comicios venideros, Díez se ha mostrado convencida de que la formación "es una opción necesaria" y una "alternativa al mal gobierno".
"Estamos convencidos de que somos una opción necesaria, aunque es muy difícil entrar en las instituciones con una ley muy injusta, que discrimina a los ciudadanos", ha expresado la portavoz de UPyD.
En este punto, ha manifestado que "al 26 por ciento de parados que hay en España, la alternativa no puede ser el PSOE e IU, que en Andalucía tienen un 36 por ciento de desempleo", al tiempo que ha mostrado su esperanza en que "la gente deje de ir a las urnas tapándose la nariz".
"Los ciudadanos son los jefes y están sufriendo las consecuencias de estos malos gobiernos. No me cabe duda de que la gente no es masoquista", ha abundado, al tiempo que ha concluido diciendo que "nos irá bien, si la gente quiere que le vaya muy bien, y si nos da una oportunidad, dándosela a ellos mismos".