Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Rosario Porto: "Hoy me he enterado de que estoy teniendo controles"

Aranguren, "tranquilo" ante la querella contra él anunciada por la Guardia Civil, asegura que recibió "cientos" de apoyos de colegas
El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, se ha ratificado este miércoles en que "hay cosas muy extrañas en la investigación" y ha señalado que este mismo miércoles se ha enterado de que está siendo "controlado". "Hoy me he enterado de que estoy teniendo controles", ha asegurado.
Al salir del juzgado de Santiago al que acudió para presenciar las declaraciones de personas vinculadas con el hombre cuyo perfil genético se corresponde al semen que apareció en la camiseta de Asunta Basterra, la niña hallada muerta en una pista forestal de Teo (La Coruña) en el mes de septiembre, Aranguren ha asegurado que las visitas a su cliente en la cárcel de Teixeiro están siendo "controladas".
El abogado ha matizado que desconoce si además las están "grabando", pero ha incidido en que este miércoles supo "en un momento de la declaración", porque "se le escapó a alguien", "que se sabe" de sus visitas a la cárcel "y de la duración".
Gutiérrez Aranguren ha respondido, preguntado por ello, de que "no es legal" que le graben. "Y además me parece éticamente deplorable que se esté controlando", ha dicho, las actuaciones de una defensa. "Hoy me enteré que estoy teniendo controles de mis visitas a la cárcel, con eso os digo todo", ha desvelado.
A modo de ejemplo, el abogado de Porto ha indicado que, "por primera vez después de tres meses y algo" que está yendo con "bastante frecuencia" a Teixeiro, fue "interceptado" por un vehículo de la Guardia Civil y se le pidió "identificación". "A pesar de que se conoce mi vehículo, mi matrícula, mi cara y mi nombre, y se me preguntó a quién era la visita", ha apostillado.
"CIENTOS DE APOYOS"
Con respecto a la querella que la Guardia Civil ha anunciado contra él por sus declaraciones críticas al respecto de la investigación, el letrado de Porto ha indicado que no tiene conocimiento "más allá de los medios", pero ha asegurado que está "generando un número muy elevado de abogados" que están "mostrando su solidaridad", y a los cuales les ha agradecido públicamente este "detalle". "Incluso alguno de ellos está diciendo que se quiere imputar conmigo si es necesario", ha apostillado.
Aranguren ha incidido en que está "muy tranquilo". "Yo sé lo que tengo que hacer en mi trabajo", ha abundado Aranguren, quien, a su llegada al juzgado, también declaró que recibió "cientos de apoyos" de sus colegas letrados a raíz de que se conociese la posible querella por supuestas calumnias.
"Yo lo que digo es que hay cosas muy extrañas en la investigación y que "se están produciendo situaciones anómalas, se están repitiendo declaraciones a los últimos días a testigos sin pasar por la defensa", ha respondido a la pregunta de si se reafirma en lo manifestado en otras ocasiones al cuestionar sobre la investigación.
BUSCARÁ UN DESPACHO
"Llevo muchos años en esto, a lo mejor no puedo decir lo mismo de otros. Sé hacer perfectamente mi trabajo", ha abundado Aranguren, quien, al respecto de la querella, ha indicado que se "defenderá", pero "no personalmente", ya que, ha advertido, no conseguirán "desviar" su "atención" de la defensa de Rosario Porto.
"Buscaré un despacho que me defienda", ha asegurado, antes de avanzar que también estudiará ejercer "acciones" contra los que se han querellado contra él.
Asimismo, ha manifestado que la "reacción" que está teniendo es la de "cientos de compañeros" que le están "prestando su apoyo" y a los que "les parece inconcebible esa forma de presión sobre la defensa en un caso tan grave" como es éste.
El abogado de Rosario Porto ha indicado que no ha tenido ocasión de estar recientemente con su defendida y ha insistido en que no tiene "ningún temor" a la querella. "Yo estoy haciendo mi trabajo y defendiendo (a mi cliente), porque se me paga para eso; lo que tengo que hacer es defender y no templar gaitas a quien no se las tengo que templar".