Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell admite "preocupación" por un Gobierno con Podemos y preferiría un acuerdo de los "grandes partidos"

Dice que "políticas económicas inadecuadas pueden llevar a un deterioro muy rápido"
El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joan Rosell, ha afirmado este jueves que entre los empresarios no hay "miedo neurológico" a la posibilidad de que entre Podemos en el Gobierno, pero sí "mucha preocupación" y ha dejado claro que preferiría un acuerdo entre los grandes partidos.
"Hay suficiente mayoría entre los grandes partidos y en los grandes planteamientos económicos como para poder ponerse de acuerdo y gobernar económicamente en la dirección que creemos que es oportuna", ha dicho, en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.
Preguntado si querría un Gobierno de PP o PSOE con el apoyo del otro, ha respondido que sí, con los "matices" que sean necesarios, y ha recalcado que "el margen de maniobra que van a tener los gobiernos es muy pequeño" y que lo que no se puede es "introducir políticas o planteamientos que están fuera de lo normal de las sociedades occidentales".
Según ha dicho, los empresarios no tienen "miedo neurológico o físico" a Podemos, pero sí "preocupación porque existen planteamientos que distan mucho de lo que es una economía social de mercado" que es lo que la CEOE defenderá "siempre".
Así, ha dejado claro que no pagar deudas o no respetar la propiedad privada o la libertad económica están fuera de la ley, y si la legislación se cambiase los empresarios lo combatirían con todas sus fuerzas.
Con todo, no ha querido "simplificar" y responder "sí o no" a la pregunta de si el próximo Gobierno debe evitar depender de Podemos y ha señalado que el Ejecutivo no le preocuparía sería el que esté "cien por cien de acuerdo" con la economía social de mercado, es decir, como el de cualquiera de los grandes países europeos, ya sea el de Alemania (gran coalición), Francia (socialdemócrata), Reino Unido (conservador) o Italia (centro-izquierda).
En todo caso, cree que lo fundamental es analizar las propuestas del próximo Gobierno y, sobre todo, cuantificarlas. Rosell, que el miércoles se reunió con el líder socialista y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, ha explicado que muchas de las propuestas que han puesto por escrito son sólo "enunciados" pero no se precisa cómo se alcanzarán los objetivos ni cuánto costará.
A los empresarios, ha dicho, les interesa "cómo se van a combatir las sombras" que aún tiene la economía, en particular el déficit y la deuda, porque consideran que unas "políticas económicas inadecuadas pueden llevar a un deterioro muy rápido".
EL PROBLEMA DEL DÉFICIT NO SERÁN UNAS DÉCIMAS
En cuanto al cumplimiento del objetivo de déficit, ha apuntado que puesto que Bruselas ha "consentido" a España en otras ocasiones el incumplimiento del objetivo por una diferencia de puntos, no pondrá problema a un incumplimiento por "décimas", siempre y cuando esté claro a qué se van a dedicar esas décimas, pero no aceptará "seguir teniendo un gasto infinito por encima de los ingresos".
Reducir el déficit debe ser el objetivo principal de la politica económica, ha dicho, y eso sólo puede hacerse "con más creicmiento y más empleo".
Preguntado si el Ibex 35 es partidario de que el PP se abstenga para facilitar un Gobierno ente PSOE y Ciudadanos, ha replicado que "no existe ningún grupo organizado que se llame Ibex 35" y que puede haber opiciones invidividiuales de personas que tengan ese plantemento, pero no lo han hecho público. Eso sí, ha insistido en que las posiciones de la patronal están claras.