Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba acusa al Gobierno de hacer "una chapuza gigantesca y a medias" con la prórroga del plan Prepara

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado este sábado los cambios introducidos en la prórroga del plan Prepara de "chapuza gigantesca" y ha acusado al Gobierno de acceder a renovar las ayudas "a duras penas" y tras recibir la presión de los socialistas.
"Lo ha hecho fatal. Ha hecho una chapuza", ha criticado el líder socialista durante un acto en Madrid, en el que ha asegurado que el Gobierno no quería renovar el plan y que al final, gracias a la presión, ha decidido hacerlo "a medias", "tarde" y "mal".
"Se ha visto obligado a hacerlo", ha aseverado Rubalcaba, para denunciar también que con los cambios introducidos, el Gobierno "ha dejado fuera a los jóvenes, castigándolos una vez más". "Es una rectificación a duras penas", ha insistido.
Según Rubalcaba, el hecho de que ahora se vayan a tener en cuenta los ingresos de los ascendientes (padres) a la hora de valorar si el desempleado cumple el requisito de rentas exigido para poder cobrar la ayuda de 400 euros que incluye este plan es "absolutamente intolerable".
Asimismo, ha calificado la intervención de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer de "inenarrable" ya que, tal y como ha explicado, puso ejemplos que no se corresponden con la realidad. "El Gobierno no se da cuenta aún de que está hablando de personas que no tienen nada", ha lamentado.