Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba dice que lo primero que hará en el Gobierno es reunir a partidos para examinar la política antiterrorista

No ve "posible" un acuerdo estable con los abertzales "porque las heridas están muy recientes", pero no descarta pactos puntuales
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno y exministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado que "la decisión de ETA es definitiva" y "la violencia se ha acabado", y ha anunciado que, si logra la victoria en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, "lo primero" que hará será reunir a los partidos para "examinar" la política antiterrorista que se realizará.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, ha opinado que la decisión de ETA del pasado día 20 es "definitiva". "Ésta es la buena", ha considerado el político socialista, que ha señalado que es la situación de la banda terrorista la que "hace irreversible" su decisión.
En este sentido, ha señalado que ETA "está muy débil" y, además, "nada apunta que vaya a mejorar su debilidad", por lo que "ha habido una decisión estratégica" y, por eso, a su entender "es la definitiva".
En caso de que tras el 20 de noviembre sea presidente de Gobierno, ha indicado que "lo primero" que hará será "reunir a los partidos políticos democráticos y examinar con ellos la política antiterrorista que hay que llevar a cabo a partir de una decisión de ETA que cambia las cosas evidentemente".
"Lo haré con el resto de fuerzas democráticas porque es muy importante mantener la unidad ahora que estamos viendo el final", ha señalado Pérez Rubalcaba, que ha añadido que "ha llegado el momento de la reflexión" y se ha mostrado convencido de que "la democracia sabrá llegar hasta el final, una vez que ha conseguido lo más difícil".
En cualquier caso, ha defendido la necesidad de esperar a que pasen las elecciones generales porque "la discusión sobre lo que hay que hacer nos va a llevar algún tiempo" y "probablemente no todos los partidos pensemos lo mismo", de modo que "hay gente que ni siquiera cree que éste es el paso definitivo". Por tanto, ha señalado que "meter esta discusión en proceso electoral sería tanto como meter la política antiterrorista en la discusión electoral".
En su opinión, "faltando cuatro semanas escasas, bien podemos aguantar esas semanas y después de las elecciones sentarnos sin la presión electoral".
Tras reiterar que si en su etapa como ministro de Interior "algo tengo que ver con este final, da por buena toda mi carrera política", ha asegurado que el encuentro que mantuvieron este miércoles José Luis Rodríguez Zapatero con Iñigo Urkullu que no le sugiere "nada especial" porque, aunque "las fotos políticamente tienen más impacto, no sé cuántas veces habrá hablado Patxi López con el presidente en los últimos días".
"¿ZAPATERO Y URKULLU?, MI FOTO FUE CON LÓPEZ"
"Yo desde luego, casi todos los días, algunos días varias veces. Y mi foto fue con Patxi López", ha señalado Rubalcaba, que ha indicado que "las relaciones de los dos gobiernos son estrechas".
Por otro lado, ha afirmado que "en este momento" no ve "posible" un acuerdo estable entre los socialistas y la izquierda abertzale porque "las heridas están muy recientes" y la IA "tiene que hacer todavía un camino que no ha completado".
"Está a medio camino", ha señalado el candidato del PSOE, que ha indicado que "hay condiciones previas que se deben dar para hacer un pacto estable", aunque ha precisado que "otra cosa distinta es que, en una medida concreta de un ayuntamiento, si beneficia a los ciudadanos, los socialistas votemos lo que propone el alcalde, aunque sea de Bildu, o si hay una reforma fiscal y se buscan acuerdos entre quienes tienen responsabilidades en esta materia".
Rubalcaba ha reconocido que el exportavoz abertzale Arnaldo Otegi "tiene su papel", aunque "otra cosa es que lo haya hecho como lo ha hecho y es verdad que ha dejado en el camino cosas sin hacer". En esta línea, ha indicado que "toda la izquierda abertzale ha tenido un problema de relación con ETA muy complicado" y ha opinado que "la ruptura no se ha producido del todo".
"Hay un elemento de falta de claridad --ha añadido-- que hace muy difícil reconocer el papel de quienes han estado en el otro lado en posiciones distintas a las de la banda".
En relación al Partido Popular, ha dado la "bienvenida" al "tono" empleado por el presidente del PP, Mariano Rajoy, en los últimos días, si bien "luego escuchas voces en el PP manteniendo posiciones radicalmente distintas" en una "especie de comportamiento esquizofrénico en la derecha, de bicefalia, de doble discurso" que es "funcional".
De este modo, ha criticado que, en su mandato al frente del Ministerio de Interior, el PP apelaba a la "unidad" pero "luego pegaban unas patadas sin que les viera el árbitro" y ha asegurado que existe en esa formación "un doble juego" para no tener "fractura" en el electorado al mantener un "surtido de ofertas" en materia antiterrorista.
APERITIVO
Por otro lado, ha reconocido que existe "desánimo y pesimismo" en los ciudadanos, a los que cree que hay que plantear que estamos en "una recrisis" porque "la economía europea esté parada" y, "mientras Alemania y Francia estén parados, España no va a salir", pero que no se debe "complicar más" la situación añadiendo al "problema del desempleo terrible, otro problema que tenga que ver con los servicios sociales básicos".
De este modo, ha censurado a quienes pretenden, "con el pretexto de arreglar el desempleo, quitar un poco de educación, de sanidad, acabar con la dependencia...". "Lo llaman adelgazar el estado y lo que es finalmente es quitar derechos a los ciudadanos", ha advertido Rubalcaba, que ha asegurado que "acabaremos saliendo" y ha apelado a que, "en tanto ese problema lo arreglamos, no nos llevemos el estado social por delante".
El candidato socialista ha insistido en que, aunque Mariano Rajoy "no diga qué va a hacer" en su programa de gobierno, los presidentes autonómicos del PP están "ofreciéndonos un aperitivo". A su entender, a Rajoy no le interesa explicitar su programa de gobierno porque "no le interesa" porque "va por delante en las encuestas" y "cuanto menos ruido haga, mejor".
Rubalcaba ha señalado que el PSOE ha tenido "un desgaste de gobierno" en la crisis, que "ha tocado" a otros presidentes europeos "sin distinguir entre ideologías". "Pero eso no tiene que ver con la palabra regeneración, sino con que te han dado un palo y tienes que recuperarte", ha opinado el político socialista, para el que el lehendakari, Patxi López, es "un activo" y "mucho más que una amistad".