Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba saluda que Margallo plantee para Cataluña algo "parecido" a su reforma "limitada" de la Constitución

Desea a los catalanes una feliz Diada "la celebren como la celebren" y que mañana mismo se abra el diálogo para resolver los problemas
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ve "magnífico" que el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, haya planteado "un razonamiento parecido" al de los socialistas para resolver los problemas de encaje de Cataluña en España. Rubalcaba ha recordado que el PSOE propone una reforma "medida, limitada" de la Constitución, no "abrirla en canal".
En declaraciones en los pasillos del Congreso, el jefe de la oposición ha calificado de "un poco crípticas, pero sugerentes" las palabras de Margallo hablando de "revisar" la "organización territorial". "Son un poco crípticas, pero a mí la música no me suena mal", ha manifestado.
El titular de Exteriores dejó claro después que su "reflexión personal" no hablaba modificar la Constitución, sino de hacer una delimitación de competencias entre Estado y comunidades autónomas que "no implica" una reforma de la Carta Magna.
Sin embargo, Rubalcaba entiende que su "razonamiento" se acerca a la propuesta del PSOE, sobre todo porque el propio Margallo dijo que "la Constitución española tiene dos artículos, y sólo dos, el resto es literatura". El ministro se refería al 1.2, según el cual la soberanía reside en el pueblo español en su conjunto, y por lo tanto la secesión de un territorio tendría que ser aprobada por todos los constituyentes; y el 2 que dice que la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española".
"Ya me dirá como se interpreta --ha replicado Rubalcaba--. Ahora, que haya un ministro del Gobierno que haga un razonamiento parecido al nuestro, pues magnífico. De lo que se trata es sumar voluntades".
Según el líder socialista, su propuesta de reforma federal de la Constitución es "medida, limitada" y no supondría "abrirla en canal", sino hacer una modificación "consensuada" para resolver el encaje de Cataluña en España y, de paso, otros problemas del modelo autonómico.
Rubalcaba cree que entre Catlauña y el resto de España "las cosas van regular, por no decir mal" y que para resolverlo la única fórmula posible es el diálogo. Si se abre este diálogo, ha apuntado, el PSOE va a defender y a explicar su propuesta, en Cataluña y en toda España. "Tenemos un modelo que creemos que es bueno, que recoge lo mejor del sistema autonómico pero lo modifica en una dirección federal", ha señalado.
Rubalcaba ha confiado en que se abra paso el diálogo mañana mismo, un después de la Diada que espera que todos los catalanes celebren "con alegría".
"Es la fiesta de Cataluña, la fiesta de todos los catalanes, de todos y a todos hay que felicitarlos, piensen lo que piensen, lo celebren como lo celebren --ha afirmado el líder socialista--. Hay que desearles que lo pasen bien y que mañana todos podamos sentarnos a dialogar".
PROPUESTA DE REFORMA SOCIALISTA
La propuesta de reforma de la Constitución del PSOE incluye recoger en ella los nombres de las comunidades autónomas y delimitar las competencias definiendo con precisión las del Estado teniendo en cuenta los nuevos Estatutos y suprimiendo el artículo 148 sobre las competencias autonómicas. Según el PSOE, de este modo las comunidades tendrán también competencias exclusivas, con lo que se reducirán las compartidas y se evitarán duplicidades e "interferencias".
También propone recoger en un título específico de la Constitución los hechos diferenciales que ya recoge el texto y "los que se han venido configurando estatutariamente", así como "otras competencias derivadas de las singularidades propias de las nacionalidades históricas".
Los socialistas quieren también convertir el Senado en una Cámara de representación territorial, precisar en la Constitución los principios de la financiación autonómica, asegurar la igualdad de los españoles en las prestaciones básicas, constitucionalizar la participación de las comunidades en la gobernación del Estado y una nueva organización de la Justicia.
Proponen asimismo una especie de conferencia sectorial de Política Exterior y crear instrumentos de lealtad y cooperación federal, simplificar las administraciones públicas, trandparencia informativa y unidad de mercado, recurso previo de inconstitucionalidad para los Estatutos de Autonomía y supresión de los artículos que convierten el modelo de Estado en algo transitorio (en especial los artículos 143, 144, 146, 148.2 y 151).