Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba recalca que la legalidad internacional "no es de quita y pon" y avisa: "No se puede aislar a Rusia"

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llamado este miércoles a hacer "autocrítica" con la gestión de la situación en Ucrania y lo ha ligado con la independencia de Kosovo, ante la que España actuó "bien", pero otros no. A estos, les ha recordado que "la legalidad internacional no es de quita y pon", de manera que "cuando no se respeta una vez, luego se revuelve contra ti".
Así se ha pronunciado Rubalcaba en el Pleno del Congreso, al analizar el resultado de la última reunión del Consejo europeo, en la que se analizó la situación en Ucrania y su crisis con Rusia, en la que, según ha dicho "alguien no ha hecho sus tareas".
"Europa ha llegado tarde a Ucrania", ha lamentado Rubalcaba, que ha apuntado que pese a la que había "montada" de manera "espectacular" en la frontera, no se puso "el grito en el cielo" hasta la anexión de Crimea.
Así, y después de insistir en que "la legalidad internacional hay que respetarla siempre", Rubalcaba ha considerado acertadas las medidas que ha puesto en marcha la Unión Europea, con "unanimidad" pese a que sus Estados miembros pueden tener "intereses contrapuestos".
SANCIONES "RAZONABLES", PERO DEBEN SE "FLEXIBLES"
El líder del PSOE ha explicado que le parece "razonable" que se hayan impuesto un conjunto de sanciones económicas a Rusia y que se haya condenado la anexión territorial sobre Crimea, exigiendo que se mantenga la integridad territorial, pero también ha avisado de que "no se puede aislar a Rusia".
Así, Rubalcaba ha defendido que la "condena" a los hechos producidos "debe ser compatible con mantener algunas puertas abiertas". A su juicio, fue "razonable" suspender la cumbre UE-Rusia, pero al mismo tiempo ha defendido que se mantenga el diálogo, a nivel de la UE y de la OTAN.
Se trata, ha explicado, de exponerle a Rusia cuáles son las sanciones, pero ser "flexibles", de manera que se puedan "aumentar o disminuir" en función de si la situación se reconduce o siguen apareciendo movimientos separatistas. "No se puede aislar a Rusia salvo que nos lo ponga imposible", ha resumido.
A partir de aquí, ha abogado por que el futuro de Ucrania se deje "en manos de los ucranianos" y, aunque ha animado a "echarles una mano", ha defendido que las reformas que necesitan las tienen que emprender ellos.
Como tareas pendientes a atajar, ha citado los grupos armados terroristas, la corrupción y las cambios la Justicia, "reformas muy serias" que tienen que hacer porque "hay algunas cosas en su país que la Europa democrática no puede tolerar".
Además, Rubalcaba ha aprovechado para llamar la atención sobre los efectos que tiene en Europa los cambios en la política estratégica de Estados Unidos, que deben llevar a que la UE se preocupe "más" por su seguridad. En su opinión, es "necesario" que la política de seguridad común de la UE pase a formar parte de la agenda "normal" en España.