Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rudi pregunta al PSOE en qué consiste su reforma constitucional y cómo piensa dar trato especial a Cataluña

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha preguntado públicamente al PSOE en qué consiste su propuesta de reforma constitucional y cómo piensa dar un trato especial a Cataluña cuando las fuerzas soberanistas buscan una ruptura unilateral de España.
Rudi ha hecho este llamamiento en el Congreso, junto al presidenta de la Cámara, Jesús Posada, y aprovechando su intervención en el acto de presentación de un libro con los Discurso Parlamentarios de Gabriel Cisneros, uno de los padres de la Constitución.
Según ha explicado, el aragonés Gabriel Cisneros era "la reencarnación del espíritu de la Transición" y hace ya diez años tuvo la clarividencia política de percibir "la fatiga constitucional de una parte de nuestro arco parlamentario".
SEGUIR LOS CONSEJOS DE GABRIEL CISNEROS
Ya entonces, ha recordado Rudi, Cisneros indicó que cualquier reforma de la Carta Magna que se pretenda "deberá ser viable sin destruir la Constitución", respetando sus pilares fundamentales y con un amplio respaldo por parte del pueblo español.
"Hoy, cuando algunos proponen rupturas unilaterales de España y se alzan voces diciendo que la solución pasa por una reforma de la Constitución --ha añadido, en alusión a la propuesta socialista frente al soberanismo catalán--, no puede ser más oportuno recordar estas palabras y preguntarnos en qué consistiría esta pretendida reforma y qué tratamiento especial se reconocería a aquellas partes de España que se entendían afectadas por el llamado hecho diferencial".
En el mismo acto, el exministro Rodolfo Martín Villa, otro de los protagonistas de la Transición, ha querido dejar claro que si se decide cambiar la Constitución, debe hacerse conforme a las reglas que en ella se fijan.
"Si la reforma y no romper las cosas fue conveniente para pasar de aquella guerra civil que todos perdieron a una Transición que todos ganamos, parecería bueno que en estos momentos podamos reformar la Constitución, incluso para aquellos españoles que deseen dejar de serlo --ha dicho--. Si aquello sirvió para aquello, mucho más tiene que servir ahora para hacerlo desde una Constitución de la que todos nos podemos sentir orgullosos".