Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rull (CDC) no ve riesgo de ruptura con su socio UDC, pero dice que "ya se verá" en una Cataluña independiente

Recuerda que siempre se han definido nacionalistas, no autonomistas ni independentistas
El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha asegurado que no ve ningún riesgo de ruptura con UDC a corto y medio plazo, aunque "ya se verá qué puede pasar" ante una eventual independencia de Cataluña.
En una entrevista de Europa Press, ha sostenido que romper con su socio de federación no está sobre la mesa, tampoco como consecuencia del proceso soberanista: "La hipótesis de ruptura no la veo de ninguna de las maneras ni a corto ni medio plazo"
"A largo plazo ya veremos qué puede pasar en una Cataluña que yo me imagino como un Estado independiente. Ya veremos si estaremos en el mismo espacio", ha añadido el que será número dos de Convergència en septiembre, en sustitución de Oriol Pujol
Sin embargo, ha remarcado que CiU tiene mucho camino por recorrer conjuntamente en todo aquello relacionado "con el tránsito hacia el nuevo Estado", lo que considera positivo.
En su opinión, muchos ciudadanos llegan a UDC para comprometerse con el derecho a decidir, dejando clara la apuesta de los democristianos con la consulta, al margen de la decisión que tomen sobre las respuestas a las dos preguntas.
Después de que Rull afirmara que un 'sí no' sería difícil de gestionar en el seno de la federación, ha constatado que en este proceso hay "muchos matices y no es blanco o negro", por lo que ha confiado en que encontrarán espacios de confluencia.
"El conflicto no lo tenemos con aquellos que quieren votar 'no'; el conflicto lo tenemos con los que no nos quieren dejar votar", ha aseverado el futuro secretario general de CDC, tras reivindicar que en UDC encuentran más soluciones que problemas.
Por ello, ha llamado a todos los partidos proconsulta a conjurarse y a ser más fuertes que nunca para hacer posible la convocatoria de la consulta, sea cual sea su posicionamiento alrededor de la pregunta, ante la actitud "cada vez más descarnada" del Estado para impedirla.
Pese a admitir sus roces públicos con el líder de UDC, Josep Antoni Duran, Rull se ha erigido como una persona a la que le es "relativamente sencillo" construir consensos, un valor que quiere poner al servicio de CDC, la federación y Cataluña.
PUEDE ENTENDERSE CON ESPADALER
A su juicio, es muy honesto explicar las posiciones de partida de uno porque "es más fácil pactar con alguien que tiene las ideas claras que con alguien que tiene unas ideas vaporosas", y ha defendido que puede entenderse perfectamente con Duran y el presidente del Consell Nacional de UDC y nuevo secretario general de CiU, Ramon Espadaler.
Al preguntársele si toda CDC es independentista, ha puntualizado que es un partido nacionalista catalán que ahora cree que el mejor instrumento para servir a los ciudadanos es tener un Estado catalán.
"Cuando creíamos que la autonomía era un buen instrumento no nos definíamos como autonomistas. Ahora que consideramos que la independencia es un buen instrumento no nos definimos como independentistas", ha resaltado.
"El objetivo de CDC siempre ha sido la nación, es decir las personas concretas, y el bienestar concreto de las personas que viven en Cataluña", ha añadido.
También ha asegurado que la nueva dirección de CDC, cuyos nombres se ratificarán el 6 de septiembre, pretende ser continuadora del trabajo iniciado en el año 2000 por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y buscará pasar de una Cataluña autónoma a una soberana.
Para ello, ha reiterado la necesidad de refundar Convergència para ocupar una centralidad que actualmente, a su juicio, está en el 'derecho a decidir' y la soberanía.