Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia anuncia que sus bombarderos podrán hacer escala y repostar en Venezuela

Rusia anunció hoy que sus bombarderos de largo alcance podrán hacer escala y repostar en Venezuela, según una oferta del presidente venezolano, Hugo Chavez, y están listos para hacerlo también en Cuba si así lo autoriza el Gobierno de La Habana.
Chávez permitió que los bombarderos rusos durante sus misiones en el Atlántico y junto al continente americano hagan escala en la base aeronaval de la isla caribeña de La Orchila, informó el jefe del Estado Mayor de la Aviación Estratégica de Rusia, Anatoli Zhijarev.
"El presidente de Venezuela nos hizo tal propuesta, que podremos aprovechar si hay la correspondiente decisión política" del Kremlin, declaró el general a la agencia Interfax.
Zhijarev encabezó la misión de los dos bombarderos estratégicos rusos Tu-160 que en septiembre pasado aterrizaron por primera vez en Venezuela y durante una semana efectuaron vuelos de prueba y misiones de patrulla en el Caribe.
Medios norteamericanos expresaron entonces su preocupación por la visita de los bombarderos rusos a Venezuela, aunque el Pentágono le restó importancia, mientras que Chávez la calificó de un "gesto de fraternidad y apoyo" que debe darle "más seguridad" a su país.
El general agregó que los bombarderos rusos también podrían hacer escala en Cuba, pues la isla "dispone de cuatro o cinco aeródromos con largas pistas de aterrizaje, de cuatro mil metros".
"Si hay la voluntad política de los jefes de ambos Estados, estamos listos para volar a aquel país", aseguró el dirigente de la aviación estratégica rusa, que en agosto de 2007 reanudó, tras un paréntesis de 15 años, los vuelos de patrulla por el Atlántico y otras áreas lejanas donde Rusia dice tener "intereses estratégicos".
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, viajó a finales del año pasado a Venezuela y Cuba, lo que coincidió con la primera visita de buques de la Armada rusa a ambos países latinoamericanos tras el fin de la Guerra Fría.
El propio Chávez, tras visitar Moscú en julio pasado, negó haber permitido instalar en su país bases militares permanentes de Rusia, pero dijo que los buques de guerra rusos que navegan en el Atlántico y aviones de guerra sí podrán hacer escala técnica en Venezuela.
"En Venezuela siempre tendrán luz verde, serán bienvenidos, porque Rusia es un aliado. !Que lo sepa el mundo!", dijo.
Según Zhijarev, Chávez durante la reunión con los pilotos rusos hizo su propuesta para el caso de que Moscú decida "realizar de forma regular vuelos de su aviación estratégica a Venezuela".
Dos meses después de aquella visita de la aviación de largo alcance, varios buques de guerra rusos llegaron asimismo a Venezuela para participar en las primeras maniobras navales conjuntas en el Caribe, coincidiendo con la visita a Caracas del presidente ruso dentro de una gira que lo llevó además a Perú, Brasil y Cuba.
Zhijarev dijo que junto a otros expertos rusos visitó entonces La Orchila y se convenció de que el aeródromo de la base solo necesita una "pequeña reconstrucción" para que los Tu-160, los aviones de guerra más grandes del mundo, puedan aterrizar y despegar con el cargamento completo de municiones y combustible.
"La pista local tiene 3.200 metros y solo necesita ser alargada y asfaltada otros 300 metros", explicó.
El general subrayó que los Tu-160, que durante su visita se estacionaron en la base aérea militar Libertador, en el centro-norte venezolano, y en el aeropuerto internacional de Maiquetía, necesitan mucho combustible para los vuelos de 15 horas entre Rusia y Venezuela sobre los océanos Atlántico y Glacial Ártico.
El Tu-160 ("Blackjack", según la OTAN) puede portar doce cohetes de crucero con ojivas nucleares o convencionales y 40 toneladas de bombas, aunque la Fuerza Aérea rusa aseguró que "no había armas atómicas a bordo" de los aviones que visitaron Venezuela.
La Aviación Estratégica rusa, según diversas fuentes, dispone de 15 ó 16 aviones Tu-160, además de 32 bombarderos pesados Tu-95MS (Bear).
Rusia intensifica su cooperación militar con Venezuela, principal comprador de armas rusas en América Latina, y reanuda lazos con su antiguo aliado, Cuba, dentro de una política de acercamiento entre Moscú y el continente latinoamericano.
Sin contar la gira de Medvédev por ese continente, en los últimos meses visitaron Moscú, además de Chávez, los presidentes de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Raúl Castro, y Bolivia, Evo Morales, y en abril próximo se espera la llegada de la mandataria chilena, Michelle Bachelet.
Por otra parte, la declaración del general ruso tiene lugar dos semanas antes de la primera reunión de Medvédev con el presidente de EEUU, Barack Obama, a partir de la cual ambos países esperan mejorar sus relaciones, enfriadas durante las anteriores administraciones del ruso Vladímir Putin y del estadounidense George W. Bush.