Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ruz impone una fianza de 10.000 euros a UPyD para que acuse a Jordi Pujol Ferrusola por las comisiones ilegales

Rechaza su ingreso en prisión y la retirada del pasaporte, y se niega a investigar a sus seis hermanos porque ya lo hacen otros tribunales
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha impuesto una fianza de 10.000 euros a Unión, Progreso y Democracia (UPyD) para que pueda ejercer acusación popular en la causa en la que se investiga al hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol Ferrusola, por el presunto cobro de comisiones ilegales a cambio de la mediación en la adjudicación de contratos públicos, informaron fuentes jurídicas.
El magistrado ha admitido parcialmente la querella presentada por la formación de Rosa Díez y ha rechazado las medidas cautelares que solicitó, entre las que se encontraban el ingreso el prisión del primogénito del exjefe del Gobierno catalán y la retirada de su pasaporte.
Ruz, que da un plazo de ocho días a la formación magenta para que deposite en la Audiencia Nacional la caución impuesta, rechaza la querella sobre los hechos que se imputaban a otros seis hijos del matrimonio Pujol Ferrusola (Josep, Marta, Pere, Oriol, Mireia y Oleguer) porque ya se están investigando en otros tribunales.
"RIESGO DE FUGA"
UPyD advertía de que tanto Jordi como sus hermanos son personas de "altísimo nivel económico", por lo que existe "un innegable riesgo de fuga" ya que su capacidad para abstraerse a la acción de la justicia es "de grado máximo al tratarse de sujetos con un poder adquisitivo multimillonario".
Les atribuía delitos contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad en documento y de un delito de omisión de perseguir delitos.
Jordi Pujol Ferrusola está imputado junto a su exesposa, Mercè Gironés, por los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal. El día 12 de noviembre declararán también como imputados once presuntos colaboradores que habrían facilitado o recaudado los pagos.
Entre ellos se encuentran los exsuegros de Pujol Ferrusola, Ramón Gironés y Mercé Riera, y su excuñado Ramón Gironés Riera, así como los empresarios Carlos Sumarroca Coixet; Carlos Sumarroca Claverol, vicepresidente de Comsa Emte; el presidente de la constructora Isolux Corsán, Luis Delso; y el directivo de Copisa, Xabier Tauler.
Completan la relación Xavier Corominas Riera (que acompañó al suegro de Pujol Ferrusola en un supuesto cobro), Alejandro Guerrero Kandler (que realizó pagos en nombre de la empresa Life Mataró) y los empresarios Gustavo Buesa y Josep Mayola, socios del imputado en la empresa Gestió i Recuperació de Terrenys, según consta en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) que consta en el procedimiento.
El juez atribuye indiciariamente a todos ellos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y falsedad en documento mercantil por su "presunta participación y cooperación" con el primogénito del exjefe del Gobierno catalán en "determinadas operaciones mercantiles que han venido siendo investigadas".
MOVIMIENTOS DE CAPITALES
Ruz también reveló en un auto que, a pesar de que Jordi Pujol Ferrusola negó en su declaración del pasado 15 de septiembre que tuviera cuentas en el extranjero, movió el pasado 4 de agosto, seis días después de ser citado a declarar en la Audiencia Nacional, un total de 2,4 millones de euros desde una cuenta en Andorra hasta otra en México.
Ruz investiga, en concreto, las transacciones que 17 empresas del ámbito de la construcción y los servicios que "directa o indirectamente" declararon "ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña" realizaron a cinco sociedades propiedad de Pujol Ferrusola y su esposa (Iniciatives, Marketing i Inversions, Project Marketing Cat, Inter Rosario Port Services, Active Translation e Iberoamericana de Business and Marketing).
Según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que obra en el procedimiento, Pujol Ferrusola y su esposa habrían recibido estas "millonarias comisiones no justificadas" por intermediar supuestamente en operaciones urbanísticas e inmobiliarias, participar en la compra y venta de participaciones mercantiles y ofrecer asesoramiento sobre distintos negocios.
El hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña declaró el pasado 15 de septiembre ante el juez y negó la acusación de su exnovia María Victoria Álvarez de haber llevado bolsas repletas de billetes de 500 euros a bancos de Andorra. "La gente no va por la vida así", aseguró, según fuentes de su defensa.