Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez seguirá investigando a Rosell pese a la retirada de la querella

Sandro Rosell presenta la dimisión como pesidente del FC BarcelonaEFE

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, continuará investigando al expresidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell, por el fichaje del jugador brasileño Neymar Da Silva Santos Junior a pesar de que se retire la querella que el socio Jordi Cases presentó contra él en diciembre pasado.

Fuentes jurídicas han señalado que la causa incoada contra Rosell por un delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción no se archivará tras la retirada de la querella porque existen indicios de delito que apuntan a que el fichaje del jugador brasileño provocó un perjuicio público.
En este sentido, señalaron que aunque el socio de la plataforma opositora a Rosell decidiera retirarse del procedimiento, como ha anunciado en los últimos días su abogado, Felipe Izquierdo, la querella que presentó ya ha sido incorporada a la causa y forma parte de la misma.
Izquierdo ha anunciado la intención de su cliente de retirar la querella después de que el pasado jueves Rosell presentara su dimisión irrevocable. Según los cálculos del ejecutivo del Barça, Raül Sanllehí, el fichaje de Neymar costó 57,1 millones de euros, como defendía Rosell, aunque la cuantía se elevó a 86,2 millones incluyendo los acuerdos de patrocinio o 'scouting'.
De esta forma, la retirada de la querella tendría como única consecuencia que los querellantes dejarían de estar personados en le procedimiento aunque éste se seguiría instruyendo con la acusación del Ministerio Fiscal, que tendrá que pronunciarse sobre el escrito de Cases.
Fuentes fiscales señalaron que su intención es continuar con la acusación y esperar a la documentación solicitada por el juez para valorar si se pide la declaración como imputado del expresidente del Barça a fin de que explique si existió "simulación de contratos" en el fichaje del brasileño.
En un auto dictado el pasado miércoles, el juez Ruz explicaba que de la documentación aportada por los querellantes, "y muy especialmente" por el propio club, se desprenden "elementos suficientes" para investigar los hechos, como había pedido la Fiscalía, "a fin de despejar los extremos relativos al fichaje del jugador brasileño", así como "la apariencia o no de posibles irregularidades con relevancia jurídico-penal".
El juez, que rechazaba la personación del Barça en la causa por no haber acreditado la existencia de "un daño o perjuicio" para la entidad, no veía "por el momento urgencia o necesidad" de llamar a declarar a Rosell como "imputado" hasta que no se practiquen las diligencias que se encuentran pendientes.
Oficio a la FIFA y rogatoria a Brasil
El juez reclamó a la FIFA que aporte la documentación que guarda en sus archivos relativa al fichaje de Neymar; solicitó al jugador que remita el contrato con la sociedad Neymar&Neymar (N&N), que al parecer gestiona su padre, por el que cedía sus derechos económicos futuros; y cursó una comisión rogatoria a Brasil para que se aporten los contratos de trabajo y traspaso del jugador.
Además, reclamó al Barcelona que aporte los contratos que sustentan el pago de 7,9 millones de euros por los derechos de tres jugadores juveniles del Santos así como los contratos por los que se produjo un pago de 9 millones por que el club culé jugara dos partidos amistosos contra el club brasileño.
Una vez que tenga esta documentación, el juez procederá a fijar "hora y día" para tomar declaración como testigos-peritos a los responsables de la auditora Deloitte que informaron el 30 de junio de 2012 y 2013 sobre las cuentas del Barça.
Cases no retirará la querella contra Rosell hasta que el club le garantice inmunidad
El socio blaugrana Jordi Cases y su abogado, Felipe Izquierdo, han explicado este lunes que mantendrán la querella contra el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell por presunta apropiación indebida en su modalidad de distracción por el fichaje del jugador Neymar, hasta que el club blaugrana les asegure que no habrá represalias ni se les hará pagar indemnización por daños y perjuicios.
"De momento nos quedamos en 'stand by', no retiraremos la querella hasta tener por escrito que el club no emprenderá acciones contra Cases, ni pedirán la indemnización por daños y perjuicios, como avisaron en un burofax en que también aseguraban que el coste económico sería muy elevado", aseguró Izquierdo en rueda de prensa.
Por su parte, Cases señaló que ya tenía decidido retirarse de la querella, pues el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ya la ha aceptado a trámite, al ver cumplido su objetivo, pero esta tarde ha matizado que no será así hasta tener seguridad completa y poder estar tranquilo, para lo que necesita un escrito del club blaugrana al respecto. De todos modos, no ampliará la querella al actual presidente, Josep Maria Bartomeu, ni al vicepresidente económico, Javier Faus.
En una comparecencia en que detallaron el 'timing' de las conversaciones y negociaciones con el club, Izquierdo desveló que tenían un preacuerdo con el secretario y portavoz de la Junta Directiva blaugrana, Toni Freixa, desde el lunes pasado para que Cases retirara la querella si el club les garantizaba por escrito que no emprendería acciones legales contra su representado.
No obstante, dos anulaciones de reunión por parte de Freixa, que ahora esgrime que el club no puede firmar nada porque la querella es contra el ya expresidente Rosell, han cambiado el escenario.
"De momento actuaremos de modo pasivo, no participaré en nada. Estaremos en 'stand by' de momento. Cases se piensa retirar de la querella por conocer los detalles de los 40 millones, porque la querella ya no es temeraria y porque se ha demostrado que Rosell mintió", comentó Izquierdo, aunque ni él ni Cases dejaron claro cuándo y el por qué decidieron hacerse atrás en un momento dado.
Con los papeles en su poder, y con ellos el saber por qué se pagaron esos 40 millones de indemnización a la sociedad N&N de los padres de Neymar, Cases no optó por retirarse de la querella hasta conocer que ya estaba admitida a trámite en la Audiencia Nacional, el pasado miércoles, y tras escuchar, en público el viernes, la explicación del ya presidente Josep Maria Bartomeu.