Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ruz procesa a tres presuntos etarras extraditados por el Reino Unido

Zigor Ruiz Jaso, alias "Lukas", de 29 años (d); Ana Isabel López Monge, de 36, e Iñigo María Albisu Hernández (i), de 23, los tres presuntos miembros de ETA detenidos en abril del 2007 en Sheffield (Inglaterra). EFE/Archivotelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha procesado a tres presuntos etarras extraditados por el Reino Unido -dos de ellos ya juzgados por pertenencia a Segi y colaboración con ETA-, al considerar que formaban parte de un "talde" de la banda que operaba desde dicho país entre 2005 y 2007.
En el auto, el magistrado acusa a Zigor Ruiz Jaso, Íñigo María Albisu Hernández y Ana Isabel López Monge de los delitos de integración en organización terrorista y falsedad de documento oficial.
También especifica que los procedimientos previos en los que Ruiz Jaso fue condenado por el Tribunal Supremo a seis años de prisión por pertenencia a la organización juvenil ilegalizada Segi y López Monge fue absuelta por un delito de colaboración con ETA "no pueden apreciarse concurrentes en la presente causa".
Según Ruz, desde finales de 2005 y hasta el momento de su detención, el 27 de abril de 2007, los imputados eran miembros de uno de los grupos de reserva de ETA, "integrados por huidos de la banda, preparados e instruidos para formar comandos de acción (...) y encontrándose en disposición de llevar a cabo actuaciones de carácter terrorista en territorio nacional".
Para ello, según recoge el auto, la banda terrorista habría puesto a disposición de los procesados "al menos tres pisos" en la ciudad de Sheffield, al norte de Inglaterra.
Durante la entrada y registro de los mismos, se incautaron documentos de formación para miembros de ETA, elaborados y editados por la propia organización terrorista y referidos a la confección de sustancias y artefactos explosivos, al manejo de armas, a la falsificación de documentos y a la sustracción de vehículos.
Así mismo, se intervinieron publicaciones "de difusión interna y restringida entre los militantes de la banda", tales como el 'Zutabe', y un ejemplar del manual de ETA titulado en euskera 'Qué hacer ante la detención', además de numerosos documentos falsos, como DNIs, permisos de conducción, tarjetas de crédito e incluso una Carta de identidad francesa.
El juez también asegura en el auto de procesamiento que el miembro de Segi Albisu Hernández residía clandestinamente en Reino Unido desde que en diciembre de 2005 huyera tras participar en el incendio de un autobús urbano en San Sebastián (Guipúzcoa).
Durante su detención en abril de 2007, también se le incautaron anotaciones manuscritas en las que se decía: "La acción de Madrid era necesaria con vistas a casa, con vistas al enemigo", en relación -según el fiscal- con el atentado de la Terminal 4 (T-4) del aeropuerto madrileño de Barajas de 2006.
En cuanto a la imputada López Monge, el juez especifica que se encontraba en Inglaterra desde "al menos" octubre de 2006 e indica que se le intervino una esquela conmemorativa del fallecimiento de los dos etarras Hodei Galarraga y Egoitz Gurruchaga, así como un documento manuscrito por ella mima que reflejaba "indiciariamente su militancia y su situación dentro de la banda".
El magistrado Ruz, que desde el pasado 5 de julio dirige el juzgado de Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional, ha citado a los procesados para tomarles declaración indagatoria el próximo 27 de julio de 2010 a las 10.00 horas.EFE