Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

STAJ denuncia que los funcionarios interinos de Justicia no tienen derecho a jubilación

El Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) ha denunciado este lunes que cientos de funcionarios interinos del Ministerio de Justicia no se pueden jubilar debido a que sus cotizaciones a la Seguridad Social no incluyen todos los años trabajados, por lo que ha pedido un acuerdo "sin más dilación" con el ministro del ramo en funciones, Rafael Catalá.
En un comunicado el sindicato ha lamentado que el problema se remonta a la ley de 1990 por la cual se obliga al Estado a cotizar por los funcionarios interinos de Justicia a efectos de jubilación, siendo el único colectivo de funcionarios por el que no se cotizaba.
Así las cosas, el sindicato afirma que el Ministerio de Justicia genera "un escándalo de dimensión nacional", y, aunque reconoce que ha habido reuniones entre las partes, "la solución sigue sin llegar". Además, denuncian que se trata de una "situación kafkiana" que provoca una "lógica indignación" entre los funcionarios interinos de Justicia, dado que los años trabajados por este colectivo no constan en su vida laboral y no computan de cara a su jubilación.
"A raíz de las denuncias de STAJ se han ido corrigiendo periodos y casos concretos, pero no se ha alcanzado una solución global ni definitiva", reza la misiva, que añade que la situación es "especialmente grave" en lo que se refiere a las cotizaciones desde los años 80 hasta finales de los 90.
Además, lamenta que dichos funcionarios tienen reconocido por parte de la Administración todo el tiempo trabajado para el cobro de los trienios correspondientes, y, pese a ello, esos mismos años no constan en su vida laboral. "Son trabajadores que después de más de 30 años dedicados a impartir justicia, no tienen derecho a jubilación, una situación totalmente inaceptable", sentencia la nota.