Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El SUP pide que se aplique la Ley de Seguridad Ciudadana para prohibir el acto de ex presos de ETA en Durango

Recuerda que el ministro del Interior aseguró que no se iban a permitir los homenajes a etarras excarcelados
El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha pedido este viernes al Gobierno que aplique la Ley de Seguridad Ciudadana para prohibir el acto convocado para este sábado en Durango (Vizcaya) por el colectivo de presos vascos EPPK, con independencia de lo que diga al respecto el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.
"Estos actos de enaltecimiento del terrorismo y de los terroristas no deberían autorizarse bajo ningún concepto por lo que suponen de burla para las víctimas, que tienen que sufrir no solo la excarcelación de los presos etarras, sino además todos los homenajes y recibimientos que estamos viendo", ha dicho en declaraciones a Europa Press el portavoz del SUP, José María Benito.
La asociación Dignidad y Justicia presentó una denuncia en la que pide que se prohíba el acto de este sábado en el Kafe Antzokia de Durango, tras lo cual el juez Pedraz ha solicitado informes a la Ertzaintza, la Policía y la Guardia Civil, tal y como le había solicitado la Fiscalía, para decidir si toma alguna medida en relación con el evento, en el que participarán 63 etarras recientemente excarcelados por la derogación de los efectos retroactivos de la doctrina Parot.
Benito ha recordado que, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tumbó la doctrina Parot, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que no se iban a permitir los homenajes a los etarras excarcelados.
"Creo que es hora de aplicar eso", ha manifestado, indicando que "desde el punto de vista administrativo, aplicando la Ley de Seguridad Ciudadana", se podría impedir la celebración de este tipo de actos "incluso antes" de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado presenten sus informes y "con independencia de lo que dijeran los jueces".
INFORMES DE LOS TRES CUERPOS DE SEGURIDAD
Para el secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, "el fin último de este tipo de actos" es "el ensalzamiento de terroristas y la humillación de las víctimas".
Tanto López como el portavoz del SUP han celebrado que el juez Pedraz haya solicitado ahora a la Policía y la Guardia Civil que le informen sobre el evento de Durango, después de que en la providencia dictada este jueves dirigiera su petición únicamente a la Ertzaintza.
"Me parece lo más correcto, no solo para la investigación de los actos que están ocurriendo en el País Vasco sino, sobre todo, para eliminar cualquier tipo de controversia que se pudiera suscitar" en relación con "la calidad de los informes de la Ertzaintza", ha afirmado el secretario general de la CEP.
En su opinión, que el magistrado "confíe" en los tres cuerpos de seguridad que tienen competencias en el País Vasco "garantiza" que habrá "una investigación plena".
En este contexto, ha dicho que espera que los informes de la Policía y la Guardia Civil "entren en el fondo de la cuestión" respecto al propósito del evento convocado por EPPK, que "no es valorar el contenido de las cartas trampa que emite ETA", ha afirmado en referencia al comunicado del pasado fin de semana del colectivo de presos. Lo que se debe hacer es evaluar "la posible existencia de delitos de enaltecimiento del terrorismo", ha agregado.
Benito, por su parte, ha apuntado que la visión que tiene la Ertzaintza sobre el evento de Durango podría diferir de la de los otros dos cuerpos de seguridad por estar "dirigida políticamente" por el PNV, que, a su entender, "no ve mal" este tipo de actos y "nunca los ha denunciado ni condenado".
PACTOS DE LOS GOBIERNOS CON ETA
Por otro lado, ha criticado las "variaciones" que aprecia en la lucha antiterorrista desde hace varios años y que, a su juicio, suponen dejar a los etarras "hacer lo que quieran". Por eso ahora "están en las instituciones", salen de prisión por el fin de la doctrina Parot y, de forma paulatina, los presos de la banda terrorista "empezarán a acogerse al tercer grado", ha señalado.
Esas variaciones "se enmarcan dentro de un proceso" que fue iniciado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "está siguiendo a rajatabla", por el cual "hay unos pactos establecidos que ninguna de las partes puede sobrepasar", ha asegurado, afirmando que la idea que se tiene desde el Gobierno es que a los etarras "hay que dejarles hacer" actos como el convocado para este sábado.