Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Sabía, no al 100 por cien pero sí al 90%, que estaban a bordo, pero no podía decirlo"

El patrón del atunero 'Alakrana', Ricardo Blach, a su llegada a los juzgados. Foto: EFE.telecinco.es
"Sabía, no al 100 por cien pero sí al 90%, que estaban a bordo, pero no podía decirlo porque si los piratas se enteraban de que lo sabíamos corrían peligro nuestras vidas y por eso traté de ocultarlo", sostuvo Blach.
En una conferencia de prensa en los juzgados de Vigo, tras prestar declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el patrón del atunero vasco se mostró partidario de "pasar página" y pidió a los medios de comunicación que dejen "tranquilos" a los tripulantes del buque.
En la rueda de prensa participaron siete de los ocho tripulantes gallegos del buque, uno de ellos, Secundino Dacosta, quien recordó que en el momento en el que realizaron disparos, un pirata habló con un compañero marinero que sabía inglés y le dijo que "llamásemos a nuestras casas para despedirnos". Ante esta situación, que se produjo el 5 de noviembre, el miembro de la tripulación reconoció que estaban "cagados" de miedo.
Ricardo Blach pidió a los medios de comunicación que "presionen un poquito" para resolver la situación en la que se encuentran otros secuestrados como el buque "Ariana" o una pareja de ingleses que permanece retenida en Somalia desde hace siete meses.
Respecto a la pareja de británicos que permanecen secuestrados, dijo que tuvo contacto con "una señora de unos 60 años" a la que los piratas "llevaron a tierra y al día siguiente la casa donde permanecía fue atacada por otro grupo de piratas para coger el botín para ellos".
El patrón del 'Alakrana' manifestó que desconocían "lo que se había armado aquí apoyándonos", motivo por el que quiso dar "gracias a todo el mundo".
"Estamos libres de esa situación y ahora es el momento de preocuparse de otras personas que permanecen en la misma tesitura", apuntó Ricardo Blach, quien hizo especial hincapié en el papel de las familias en esta liberación y mostró su sorpresa por la "fortaleza" que demostró su hija.
"No pensaba que tenía una hija tan fuerte, me ha sorprendido mucho", destacó Blach, quien afirmó sentirse "aliviado" tras haber declarado hoy ante el juez.
Se refirieron además, a sus familias, como "auténticos sufridores de este cautiverio" y destacaron la "labor fundamental" que realizaron, durante el secuestro, a la hora de "reivindicar" que se tratase de resolver el secuestro.
Asimismo, dieron las gracias a la empresa armadora, a sus ayuntamientos de origen, al Gobierno, a la Xunta, al Gobierno Vasco y a todas las instituciones que "lucharon y se han sensibilizado con nuestra causa", relató.
Los ocho marineros gallego del 'Alakrana' indicaron que, en principio, no se van a personar como acusación particular en la causa contra los dos piratas que permanecen detenidos en España, aunque añadieron que se lo están "pensando".
Respecto a estos dos piratas, aclararon que "no saben" si los llegaron a ver a bordo, porque "todos son iguales".
En la rueda de prensa ofrecida por los marineros, alguno de ellos no pudo evitar romper a llorar al recordar las situaciones que vivieron durante el cautiverio.
La toma de declaraciones del juez Pedraz comenzó pasadas las 11:00 horas, media hora más tarde de lo previsto, en la planta tercera de los nuevos Juzgados de Vigo y no finalizó hasta las dos de la tarde.