Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sáenz de Santamaría evita hablar de crisis del Gobierno o el PP e incide en su trabajo para superar la crisis

Niega que el peor momento del Gobierno haya sido el 'caso Bárcenas' y dice que la mayor dificultad fue evitar el rescate de España
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha evitado este viernes hablar de crisis o inestabilidades que puedan estar atravesando tanto el Ejecutivo como el Partido Popular y ha incidido en su trabajo para lograr superar la crisis económica y que la recuperación llegue a los ciudadanos.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha recurrido a su labor económica al ser preguntada tanto por el 'caso Bárcenas' --hoy se cumple un año de la publicación de la supuesta contabilidad B del PP registrada por su extesorero--, por la situación del PP del País Vasco y por las ausencias que habrá en la Convención que los 'populares' celebran este fin de semana en Valladolid.
En este sentido, la vicepresidenta ha apuntado que nunca valora la situación de los partidos políticos desde la mesa del Consejo de Ministros y ha evitado dar más detalles sobre su intervención este jueves junto a la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga. "Desde el Gobierno lo que hacemos desde que los ciudadanos nos dieron su confianza es tratar superar las dificultades que en distintos ámbitos vive España", ha argumentado.
Y la misma respuesta ha dado preguntada por la Convención del PP y la posible imagen de falta de unidad ofrecida por el partido. Según ha defendido, el Gobierno está "estable, unido" y trabaja para sacar adelante sus proyectos. "En estos dos años se han acometido importantes reformas y quiere seguir haciéndo todos los cambios necesarios para modernizar la economía y que se empiecen a sentir las mejoras", ha insistido.
En este sentido, ha enfatizado en que el objetivo del Ejecutivo de Mariano Rajoy es que los grandes datos macroeconómicos se trasladen a la ciudadanía y se logre recuperar el "bienestar" de la clase media y quienes han perdido el empleo.
RESPETO A LOS EXPRESIDENTES
De la misma forma, ha evitado ahondar en el 'caso Bárcenas' y ha recordado que se trata de un asunto pendiente de decisión judicial y por tanto tiene todo el respeto del Gobierno. Sin embargo, sí que ha negado que este caso haya sido el causando del peor momento atravesado por el Gobierno y ha sostenido que "el momento de mayor dificultad de España y que más ha importado al Gobierno ha sido evitar la intervención de la economía española y su rescate".
"Ese ha sido el momento peor para el Gobierno, el momento peor para España y ahora trata de trabajar para que los ciudadanos empiecen a ver la recuperación", ha aseverado.
Sáenz de Santamaría tampoco ha dado detalles sobre el estado de la relación entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su antecesor en el cargo, José María Aznar, y se ha limitado a expresar su "respeto" por los expresidentes, su respectiva labor en el Gobierno, su trayectoria y su experiencia.