Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salen adelante los Presupuestos de 2010 por un acuerdo entre PNV y PSOE

Los socialistas cuentan ya con el respaldo del grupo vasco y de Coalición Canaria para sacar adelante los Presupuestos del próximo año. Las negociaciones se han prolongado hasta esta misma mañana, cuando vence el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad.
Los seis votos del PNV y los dos de CC permitirán al PSOE reunir uno más de los 176 votos que necesita para salvar el debate del martes y rechazar las enmiendas a la totalidad que se presenten.
José Antonio Alonso, portavoz del grupo socialista, ha dicho que seguirán buscando el apoyo de las fuerzas de la izquierda, aunque siempre que las propuestas sean "realistas". Además, ha asegurado que el acuerdo conseguido con el PNV y CC es una "buena noticia" porque da "estabilidad, confianza y tranquilidad" a los agentes económicos y sociales y al conjunto de la sociedad.
El portavoz socialista ha asegurado que su partido está dispuesto a seguir negociando sobre fiscalidad, y que también podría haber cambios en el IRPF, porque hay "margen de maniobra". No obstante, ha aclarado que dicho margen debe ser "razonable, prudente y sensato".
Ha recordado que el PSOE le ha ofrecido a las fuerzas de izquierda mantener la deducción de 400 euros a las rentas inferiores a 11.000 euros y hacerla progresiva -ir reduciéndola- hasta 15.000 euros, suprimiéndola para el resto.
El PNV reclamaba tres "precondiciones" para dar su apoyo al PSOE, que han sido confirmadas por Alonso: garantías del blindaje del Concierto Económico, la transferencia completa de las políticas activas de empleo y el pago en concepto de IVA de más de 450 millones de euros por parte de la Hacienda estatal a la Diputación de Álava.
Sobre el "mal llamado blindaje", Alonso ha dicho que simplemente supone la equiparación de las normas fiscales y tributarias del País Vasco a las de otros territorios.
Sobre CC, ha señalado que el acuerdo es "complejo", y aunque no ha concretado una cifra de partidas presupuestarias para esa comunidad, ha señalado que tiene "muy en cuenta" su situación económica y necesidades.
En el debate de la semana que viene, las cuentas afrontarán las enmiendas a la totalidad del PP, CiU, UPyD y del grupo formado por ERC-IU-ICV. El BNG, que no había hecho publica su decisión, ya ha anunciado una enmienda a la totalidad porque consagran una "fiscalidad regresiva", que no cubren las necesidades que tiene Galicia y por su "escasa dotación para las políticas sociales".