Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de San Sebastián dice que para que los jóvenes "crezcan en la fe" hay que construir una cultura "más libre"

Pide una Semana Grande "llena de alegría, mesura y convivencia pacífica, en la que se mantenga vivo el recuerdo de los más pobres"
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha afirmado que para que los jóvenes "crezcan en la fe", es necesario construir "una cultura más libre", para que nada impida manifestar las convicciones espirituales públicamente "en un ambiente de normalidad" y "menos relativista", porque, "cuando se impone la cultura del todo da lo mismo y no se reconoce ninguna verdad como definitiva, entonces todo es inestabilidad, desconcierto y conformismo con las modas".
En la Misa Mayor con motivo del Día de la Virgen, que ha presidido en la Basílica de Santa María de San Sebastián, Munilla ha indicado que la Semana Grande donostiarra de este año está teniendo una característica "especial", por motivo de su coincidencia con los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Madrid.
Munilla ha indicado que "por mucho que estemos en una cultura globalizada", no se puede "caer en la tentación de las generalizaciones". "No podemos meter a todos los jóvenes en el mismo saco", ha incidido.
A su juicio, "es del todo necesario conocer a nuestros jóvenes, sin adjudicarles previamente clichés de ningún tipo". "El tú a tú es fundamental en nuestra relación con las nuevas generaciones, sin formular juicios gratuitos", ha apuntado.
En este sentido, ha opinado que los estudios sociológicos de las diversas tipologías juveniles deben elaborarse "con la máxima prudencia y con la conciencia clara de que cada persona es mucho más que una serie de datos clasificados y cuantificados".
FE EN LATINOAMÉRICA
Tras señalar que en Latinoamérica existe una fe "mucho más viva" que en Euskadi, ha reconocido que los jóvenes vascos, "por mucho influjo laicista que estén recibiendo, tienen más valores cristianos de lo que a primera vista quepa suponer", tales como "el sentido de la dignidad humana, el valor de la sinceridad y de la autenticidad, la solidaridad, el amor a la familia".
Munilla ha lamentado que "el eclipse de Dios que padecemos en los países ricos, nos lleva al absurdo de vivir la vida porque sí, renunciando a la búsqueda de sentido". Además, ha considerado que es "normal" que en un momento a lo largo de la juventud el joven se cuestione "qué sentido y qué finalidad tiene la vida, y qué rumbo debemos darle", momento en el que "suele recibir muchas propuestas facilonas y engañosas, de las que no podrá obtener ni la paz ni la verdadera alegría".
"La mejor contribución que podemos hacer a la fe de las nuevas generaciones, es permanecer íntegros en las raíces cristianas que hemos recibido, sin avergonzarnos de ellas", ha sostenido.
Finalmente, Munilla ha pedido a la Virgen Santa María que "nos conceda una Semana Grande llena de alegría, mesura y convivencia pacífica", en la que se mantenga vivo "el recuerdo de los más pobres".