Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez-Camacho asegura que no le va a "intimidar" la convocatoria de un escrache

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que no se dejará "intimidar" ni cambiará su agenda por el escrache convocado por la plataforma Desobeïm para este jueves por la tarde ante su domicilio, una práctica que considera ejemplo de antidemocracia y totalitarismo.
"Los que creemos en la democracia no nos dejaremos intimidar", ha afirmado en rueda de prensa, en la que ha criticado que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, no haya condenado que se convoquen estos escraches a través de una web gestionada desde los despachos de la CUP en el Parlamento catalán, ha dicho.
El PP catalán acusó el miércoles a la CUP de organizar desde el Parlamento catalán, a través de la plataforma Desobeïm, un escrache ante la casa de la líder del partido, y explicó que detrás de la web 'desobeim.cat' está el Grupo Mixto de la Cámara, ya que el dominio de esta organización está registrado a nombre del grupo, con domicilio en la sede del Parlament.
La popular ha sostenido que la democracia "tiene como base respetar al que piensa diferente", y ha argumentado que los asedios ante los domicilios de representantes públicos son un ejemplo de profunda antidemocracia.
Tras subrayar que son actitudes minoritarias en Catalunya, ha advertido a los que promueven este tipo de actos que fracasarán en su intneto de "hacer la vida imposible" a aquellos que defienden una Catalunya plural en la que uno pueda sentirse a la vez catalán y español.
"El escrache, los asedios o linchamientos mediáticos demuestran que algunos no están en el proceso independentista actuando ni democrática ni pacíficamente", ha añadido, y ha acusado a CiU y ERC de mantener un silencio cómplice al no censurar este tipo de actos.
REUNIÓN POR EL 12 DE OCTUBRE
Camacho ha hecho estas declaraciones tras reunirse con el presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Josep Ramon Bosch, con quien ha hablado de la situación política en Catalunya y de la concentración en la plaza Catalunya de Barcelona que la plataforma organiza este domingo con motivo del 12 de Octubre.
En declaraciones a los periodistas a la salida del encuentro, Bosch ha condenado el escrache previsto ante la casa de Camacho, así como sendos ataques a sedes del PSC y C's el miércoles, y ha explicado que también su hija sufrió un percance cuando la "intentaron violentar" llamándola 'fascista', aunque lo ha achacado a una chiquillada.
"No quiero darle más importancia, pero empieza a haber síntomas de que puede haber una fractura", ha añadido Bosch, que ha apuntado que ese no es el camino y que es necesario entre todos buscar la máxima serenidad.