Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez anuncia un acuerdo con Ciudadanos para que Patxi López sea el presidente del Congreso

No lo ve vinculante con un futuro pacto de investidura y recalca que Podemos y PSOE tienen propuestas "muy parecidas" en algunos asuntos
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que su partido ha alcanzado un "principio de acuerdo" con Ciudadanos para que el exlehendakari socialista Patxi López sea presidente del Congreso, un pacto en el que ha lamentado que no esté Podemos, por sus "contradicciones internas", y al que no ha descartado que después se quiera sumar el PP.
Eso sí, Sánchez, que ha hecho este anuncio en el Congreso minutos antes de recoger su acreditación como diputado, ha recalcado que sus negociaciones han sido con los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias, y en ningún momento ha hablado con el presidente en funciones, Mariano Rajoy. Según ha dicho, el PP podría adherirse a este pacto si llega a algún tipo de acuerdo con el partido naranja.
"Es un acuerdo con Ciudadanos", ha remachado el líder de los socialistas, que ha explicado que también ha intentado lograr sumar al partido de Iglesias. "Desgraciadamente Podemos no ha querido, así que ese acuerdo es con Ciudadanos", ha remachado.
REUNIÓN CON PABLO IGLESIAS
Según han indicado fuentes socialistas, Sánchez e Iglesias se han reunido este martes para intentar cerrar un pacto. El encuentro con Rivera tuvo lugar el pasado viernes, aunque este martes han hablado de nuevo.
En concreto, PSOE y Ciudadanos han decidido que los socialistas apoyarán las candidaturas del partido de Rivera a la Mesa y viceversa, incluyendo la de Patxi López a la Presidencia. Según fuentes socialistas, el PSOE tendrá dos de los nueve puestos de la Mesa y Ciudadadanos otros dos, los mismos que Podemos, mientras que el PP se quedaría con tres. Los socialistas no apoyarán a los aspirantes del PP.
Sánchez ha celebrado este pacto, que permitirá abrir "una nueva etapa en la vida política española y en el Congreso de los Diputados, y lo ha desvinculado de futuros acuerdos de investidura. Así lo ha hecho cuando se le ha preguntado si no se le podría complicar el escenario al no aceptar la petición de Podemos de poder tener cuatro grupos parlamentarios, la condición de Iglesias para apoyar a López.
"En absoluto, mi mano está tendida", ha afirmado, para después subrayar que, a su juicio, "más allá de los grupos políticos, lo importante son las políticas" y cree que las políticas de Podemos y las del PSOE "en el ámbito social y de regeneración democrática son muy parecidas".
"HACER LO INDECIBLE" PARA QUE HAYA UN GOBIERNO PROGRESISTA
Sánchez ha defendido que los votantes de estos dos partidos quieren que se entiendan y ha garantizado que va a "hacer lo indecible" para que se permita ese entendimiento y España pueda tener "un gobierno progresista dentro de poco".
El líder de los socialistas ha apuntado que, en esta negociación, lo "más fácil hubiese sido atender al requerimiento inicial del PP" y haber llegado a un acuerdo con este partido. Pero esto, ha dicho, no hubiera permitido la "pluralidad que ahora mismo hay en la Mesa del Congreso".
"Renunciamos a eso y abrimos al diálogo y la negociación con Podemos y con Ciudadandos", ha dicho, antes de volver a lamentar que "desgraciadamente" no haya sido posible cerrarlo con Podemos, algo que ha atribuido a las "contradicciones internas" del partido morado.
Ahora, ha dicho, y después de haber hecho "posible" el acuerdo con Ciudadanos, lo "importante" es que va a haber un nuevo presidente del Congreso en manos de "una persona acreditada, que transciende la figura de un partido político, con una experiencia institucional como la de Patxi López, que ha hecho del diálogo su bandera en toda su trayectoria política".
"Creo que es una extraordinaria noticia no sólo para el PSOE, sino para la nueva etapa política que se tiene que abrir en el Congreso y en la vida pública", ha remachado, antes de reiterar su compromiso de modificar el reglamento del Congreso.