Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez pide la dimisión de Fernández Díaz y avisa de que la Policía tampoco puede estar "a sueldo de Iglesias"

Afirma que "a los independentistas hay que ganarlos con argumentos y no con persecuciones"
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este miércoles que el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, "abandone la vida política" y ha aprovechado para avisar de que no se puede pasar de "una Policía a sueldo" del actual ministro a otra "a sueldo" de Podemos.
Sánchez ha defendido que Fernández Díaz debió haber dimitido ya cuando se supo que tuvo, el verano pasado, una "reunión secreta" en su despacho con el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, investigado por la fusión y salida a Bolsa de Bankia y por su patrimonio personal.
"Un ministro del Interior no se puede reunir con un imputado y ahora no tiene más justificación para seguir en el cargo", ha dicho en una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press. Se expresaba así al hilo de las grabaciones, difundidas por 'Público', según las cuales Fernández Díaz habló con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, de posibles investigaciones a líderes independentistas.
El líder socialista ha admitido que habrá que investigar el origen de esa "desgraciada" grabación pero ha dejado claro que esta "supuesta instrumentalización de las instituciones de todos es una razón de peso para que el 26 de junio haya un cambio", pero ha pedido "un cambio que sume, no que reste".
Es decir, un cambio que no suponga "pasar de la Policía a sueldo de Fernández Díaz y Mariano Rajoy a la Policía a sueldo de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero", ha dicho, aprovechando para reprochar al líder de Podemos que le pidiese una vicepresidencia del Gobierno con funciones de lucha contra la corrupción, incluida la "especialización y coordinación" de policías, fiscales, jueces y órganos fiscalizadores de la Administración.
En todo caso, ha recalcado que solamente plantear "que se pueda investigar a una opción política con el aparato del Estado es un error", porque es una "instrumentalización partidaria" las instituciones de todos y porque "a los independentistas hay que ganarlos con argumentos y no con persecuciones".
SE PERSIGUEN LOS DELITOS, NO LAS IDEOLOGÍAS
Sánchez ha recalcado que una cosa son las ideologías y otra los delitos, y ha dejado claro que los jueces, los fiscales y los policías están para investigar delitos. También ha recordado que, para ello, los gobiernos del PSOE crearon la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) y fiscalías anticorrupción en muchos territorios que han destapado graves casos de corrupción como 'Malaya' o 'Mercasevilla'.
Preguntado si el exministro socialista de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba no mantuvo reuniones con otros responsables de combatir la corrupción ha replicado que no es equiparable, que fue un "extraordinario" ministro y que en ningún momento se utilizó "una institución pública para dañar a un adversario político, que es lo que está intentando Fernández Díaz".