Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez, tras los elogios de Iglesias a Zapatero: "Cuando pudo, votó en contra de un presidente socialista"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha respondido este jueves a los elogios del líder de Podemos, Pablo Iglesias, al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero recalcando que cuando pudo, el pasado mes de marzo, él "bloqueó" la posibilidad de que España tenga otra vez un presidente socialista.
"Hoy escuchaba a Iglesias decir 'mi presidente preferido fue un socialista', pero cuando pudo, votó en contra de un presidente socialista", ha denunciado Sánchez, nada más comenzar un mitin en Vigo, ante unas 700 personas, con el que termina una jornada dedicada a Pontevedra.
Sánchez ha vuelto a cuestionar la credibilidad del líder del partido morado y le ha acusado de ser un 'chaquetero', porque cuando está con la secretaria general de su partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, es anticapitalista, y cuando se reúne con él, socialista. "No la usará, pero le encanta cambiar de chaqueta", ha bromeado.
El líder de los socialistas ha pedido a los gallegos que voten "con sentidiño" para que haya cambio en España, porque eso, ha dicho, sólo se garantiza si se coge la papeleta del PSOE el próximo 26 de junio.
Además, ha defendido que votar al líder del PP, Mariano Rajoy, es "un ejercicio de melancolía inútil", porque no va a tener con quien pactar después de estos comicios. Entre otras cosas, ha remachado, porque el propio presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ya ha dicho que no le apoyará.
En Vigo, Sánchez ha estado acompañado por el alcalde de la Ciudad, Abel Caballero, al frente de este Ayuntamiento desde 2007, desde las últimas elecciones municipales con una amplia mayoría absoluta.
UN ESCAÑO EN JUEGO
Sánchez ha dedicado toda la jornada a la provincia de Pontevedra, donde, según el CIS, podría perder uno de los dos escaños que obtuvo el 20D y que iría a parar a En Marea, que subiría hasta tres. Mientras, según la macroencuesta preelectoral, el PP mantendría sus tres diputados.
Según este sondeo, está sería la única provincia gallega donde se producirían cambios, ya que el mapa que dibuja en La Coruña, Lugo y Ourense es idéntico al que dejó las pasadas elecciones.
De esta manera, si se produjera el cambio en Pontevedra, se rompería el empate que hubo a seis escaños entre el PSOE y la confluencia gallega: los socialistas se quedarían con 5 y En Marea subiría a 7.
Eso sí, el 20 D hubo una diferencia de 3,7 puntos entre En Marea y el PSOE, a favor de los primeros: fue una de las siete comunidades en las ue hubo 'sorpasso'.
Junto a Sánchez ha estado el candidato del PSdG a la Presidencia de la Xunta, Xaquín Fernández Leiceaga, elegido en primarias el pasado mayo tras la renuncia de José Ramón Gómez Besteiro, investigado por varios delitos. Su sucesor al frente de la Secretaría General de la federación se elegirá en un congreso que todavía no tiene fecha.