Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez reúne hoy a la dirección del PSOE para convocar un Comité Federal que aplace el Congreso

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reúne este martes a la comisión permanente de la Ejecutiva Federal del partido con el fin de convocar el próximo sábado un Comité Federal que aplace el 39 Congreso del partido.
Según ha informado el PSOE, la dirección propondrá el sábado a ese órgano --el de máximo poder entre congresos-- la pertinencia de retrasar el cónclave, que estaba previsto para los días 21 y 22 de mayo, "hasta la formación de Gobierno en España".
Después de semanas de incertidumbre sobre el mantenimiento del congreso, Ferraz ha consultado este lunes a las federaciones y ha constatado "el amplio consenso existente en el conjunto del partido" en torno a la conveniencia de retrasarlo.
Si se hubiera mantenido según lo aprobado el pasado 30 de enero, las candidaturas a la Secretaría General debían haberse presentado entre los días 11 y 14 de abril, en plenas negociaciones para la formación de Gobierno y con la posibilidad de que haya que volver a las urnas.
"PRIMERO LOS TIEMPOS DE ESPAÑA"
Ahora, con esta decisión, Ferraz sostiene que el PSOE pone "primero los tiempos de España y luego, los del partido". En este momento, recalcan, lo importante es continuar con los esfuerzos para que el país tenga un gobierno estable.
El objetivo, asegura en el comunicado, es "contribuir a facilitar el proceso de formación de un gobierno de cambio que lidera el PSOE, primando el calendario político e institucional por encima del orgánico".
Además, fuentes de la dirección consultadas por Europa Press han recalcado que este aplazamiento se ajusta a lo que ha defendido Ferraz "desde el principio".
Un día después de las elecciones del 20 de diciembre, la dirección ya apuntó que el congreso --que debía haberse celebrado en febrero, cuatro años después del último-- tendría que retrasarse hasta que se resolviera la gobernabilidad de España.
La fecha de este cónclave elevó a máximos la tensión entre Ferraz y las federaciones críticas, que querían mantener los plazos previstos estatutariamente. Después, cuando la dirección propuso hacerlo en junio, pidieron su adelanto y finalmente se fijó para los días 21 y 22 de mayo, con una consulta previa a la militancia, en el caso de que hubiera más de un candidato a la Secretaría General, el 8 de mayo.