Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez (PSOE) pide a Rajoy que "empiece por limpiar su casa" si quiere "regenerar la vida democrática en España

Lamenta que si uno quiere ver las cuentas del PP "o bien se va a Suiza o se tiene que ir a la Audiencia Nacional"
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recordado este viernes en Murcia que el PP ha estado hablando durante estos últimos días de "regenerar la vida democrática en España", pero le ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que si quiere regenerar la vida democrática en España "empiece a limpiar su casa, donde tiene mucho que limpiar".
Sánchez ha hecho estas declaraciones en una Asamblea Abierta celebrada en el barrio de San Basilio, en Murcia con la asistencia de unas 800 personas, según la organización, y respaldado por el secretario general del PSRM y candidato de esta formación a la Presidencia de la Comunidad, Rafael González Tovar, entre otros responsables del partido.
El secretario general ha contestado ante una veintena de preguntas de los asistentes al acto, que han llenado un aforo de unas 500 sillas desplegadas en la Pérgola de San Basilio y que han ocupado en pie los aledaños del escenario.
El secretario general del PSOE ha reprochado a Rajoy que "lo que tiene que hacer es lo que hizo el PSOE, expulsar a todos los usuarios de tarjetas negras en Caja Madrid". Por tanto, cree que Rajoy "debe empezar por expulsar al ex ministro Rodrígo Rato y a todos los demás que son militantes del PP, si de verdad quiere regenerar la vida democrática del país".
Asimismo, ha pedido a Rajoy "que empiece por dar explicaciones de por qué están siendo investigados por los tribunales y por la Audiencia Nacional dos de sus ex secretarios generales, Ángel Acebes y Francisco Álvarez-Cascos, o incluso María Dolores de Cospedal, que está siendo señalada por los tribunales porque ha habido un exalcalde del PP en Toledo que parece que está vinculado a la trama Gürtel, y que con ello financió irregularmente su campaña electoral en Castilla-La Mancha".
Sánchez ha indicado que en el PSOE no les va a "temblar el pulso en echar a ningún corrupto". De hecho, recuerda que en su momento dijo que iba a hacer del PSOE el partido más transparente "y hoy cualquier ciudadano puede visitar la web del PSOE y ver la declaración de bienes e intereses de todos y cada uno de los miembros de la dirección del PSOE y puede ver las cuentas del partido".
Mientras tanto, lamenta que si uno quiere ver las cuentas del PP "o bien se va a Suiza o se tiene que ir a la Audiencia Nacional porque están siendo investigadas".
En cambio, celebra que el PSOE "quiere cambiar la política en España, devolverle la limpieza y la ejemplaridad que ha perdido, y hacer de la política un servicio público en defensa de los ciudadanos". Así, ha dicho estar "harto" de ver a políticos que "se sirven de los ciudadanos para servirse a sus propios intereses", y ha remarcado que su objetivo es "devolver la política a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos".
Ha lamentado que Rajoy "gobierna para el 10 por ciento de la población", tal y como demuestra el hecho de que "hay más de tres millones de personas en España que no tienen ningún ingreso", mientras que el PP "ha recortado las prestaciones por desempleo en 4.000 millones de euros, y ha hecho una reforma fiscal que da regalos fiscales a las grandes empresas, corporaciones y patrimonios de España por 4.000 millones de euros".
En este sentido, Sánchez se ha comprometido a cerrar las "puertas giratorias", así como a modificar el sistema de financiación privada de los partidos políticos, y revisar "hasta el fondo el número de aforados del país" e "instalar las dos legislaturas como límite de mandato al presidente del Gobierno".
"No son las palabras, sino los gestos los que nos definen a unos y a otros, e insisto, Rajoy tiene mucho que limpiar en su casa: la trama Gürtel o Caja Madrid, y decisiones que tiene que tomar para expulsar a personas que han sido mucho en el pasado del PP, y personas, por cierto, a las que él nombró, porque fue él quien puso al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, que hoy estaba en la cárcel y al que le mandaba mensajes de apoyo".
Igualmente, se pregunta "quién puso a Acebes como secretario general del PP: Rajoy. Y cuando estaba Álvarez-Cascos de secretario general del PP, Rajoy no era un militante de base". Por ello, Sánchez cree que "suena grave el que Rajoy pasase por ahí, cuando él decidía quienes eran los secretarios generales".
Por otra parte, Sánchez ha recordado que en Alemania hubo una ministra que plagió una tesis doctoral y la canciller Ángela Merkel "la hizo dimitir". En el caso de España, cree que Rajoy "está obligado" a cesar a Ana Mato como ministra de Sanidad.
"Es una obligación luchar contra la corrupción, pero también ser ejemplares y tener políticos dignos al frente de los departamentos", según el secretario general del PSOE, quien cree que "no podemos tener a una irresponsable al frente de la seguridad y de la salud pública de todos, como ha sido Mato con la crisis del ébola".
En consecuencia, ha avanzado que el PSOE va a pedir "una y mil veces explicaciones al presidente del Gobierno en el Congreso sobre esta crisis y, en segundo lugar, que cese a Ana Mato como ministra de Sanidad".
Durante su intervención, Sánchez ha estado también respaldado por la diputada nacional y secretaria nacional de Ciencia, Participación y Políticas en la Red del nuevo PSOE, María González Veracruz, así como el expresidente de la Comunidad, Carlos Collado, el secretario general de UGT Región de Murcia, Antonio Jiménez, y el candidato del PSOE a la Alcaldía de Murcia, Pedro López, entre otros cargos de la directiva regional, alcaldes socialistas, y autoridades como el rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela.