Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez apoya que Rajoy consulte a la Abogacía del Estado las decisiones del Parlament pero le exige hablar

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes que apoya que el Gobierno consulte a la Abogacía del Estado después de que el Parlament de Cataluña haya empezado a tramitar leyes para la independencia, pero ha insistido en que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, tiene que llamarle.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, el líder de los socialistas ha defendido que el Estado tiene que "responder o al menos prepararse para responder a este tipo de maniobras", que ha criticado porque no corresponden a la "legalidad democrática" ni a la "voluntad" de los catalanes.
Pero le ha exigido que lo consulte con él y ha criticado que, en lugar de llamar a quien ha sido encargado por el jefe del Estado para formar gobierno, telefoneara ayer al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Horas antes, Sánchez había exigido a Rajoy que cualquier medida que adopte para tratar de frenar los pasos que está dando el independentismo en Cataluña la acuerde con él.
"¿ESTO DE QUÉ VA?"
A su juicio, es un "mal ejemplo" del necesario entendimiento que cree que tienen que tener los partidos en asuntos de Estado. "Ayer Rajoy llamó a Rivera para hablar de la situación en Cataluña, no me llamó a mí, que soy el encargado de formar gobierno. ¿Esto de qué va?", se ha preguntado.
Sánchez ha criticado que si "apoya" a Rajoy, el líder del PP sí le considera "un hombre de Estado", pero "si intenta formar gobierno", porque así se lo ha encargado Felipe VI, entonces es "un peligroso independentista". "Lo que vemos es una ley del embudo por parte de la derecha bastante notable", ha remachado.
En cualquier caso, ha insistido en que la solución a la crisis en Cataluña exige hablar con la Generalitat y buscar una salida "política" porque "con la ley no basta". A su juicio, hay que poner encima de la mesa "argumentos" y el compromiso de "cambiar España".