Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez aprovecha su último turno para tender de nuevo la mano a la izquierda y agradecer su apoyo a C's

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado su último turno de intervención en el debate de investidura para volver a tender la mano a los partidos de izquierdas para llegar a acuerdos que permitan un "gobierno del cambio" y para agradecer su apoyo al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.
Además, ha puesto en valor su decisión de someterse a la investidura, pese a saber se antemano que no sería designado presidente, porque así ha contribuido a "poner en marcha el reloj de la democracia". Tras recalcar que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no estaba en el hemiciclo en ese momento, le ha vuelto a responsabilidad del "bloqueo" que ha vivido hasta ahora.
"Hoy por fin se vuelve a poner en marcha el reloj de la democracia que había paralizado quien hoy no está aquí. Imagínense que habría pasado si yo le hubiera dicho que no al Rey", ha remarcado, subrayando que el PSOE ha ejercido su "responsabilidad" al "dar un paso al frente" para "desbloquear la situación".
Sus últimas palabras las ha dedicado al resto de los presentes en el hemiciclo, a los que ha recordado que fueron elegidos el 20 de diciembre con el "mandato de encontrar una solución política", y también ha defender el acuerdo que el PSOE ha sellado con Ciudadanos.
Un acuerdo, que, ha dicho, tiene como objetivos "sacar a España de la situación de bloqueo actual" y "poner en marcha el cambio". "Arranquemos a la velocidad que acordemos las fuerzas del cambio, pero avancemos", ha enfatizado.