Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez bromea con los avisos de que le queda una bala para ser líder del PSOE: "No sé cuántos cargadores llevo"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha mostrado convencido este martes de que su partido está en mejores condiciones que el 20 de diciembre para ser la primera fuerza política el próximo 26 de junio y ha bromeado con las advertencias que escucha acerca de que puede no tener más oportunidades para seguir siendo al frente de su partido.
"En muchas ocasiones se dice del PSOE y de mí 'Ésta es la última bala de Pedro Sánchez'. Bueno, no sé cuántos cargadores llevo", ha afirmado Sánchez, recurriendo a "términos coloquiales", cuando se le ha preguntado, en una entrevista en Telecinco, si su partido no se lo ha puesto muy difícil en los casi dos años que lleva al frente de la Secretaría General.
De la misma forma, no ha querido responder si daría un paso atrás en el caso de que Podemos adelante al PSOE y se convierta en la tercera fuerza, como apuntan muchas encuestas, y ha insistido en que su partido está hoy mejor que el pasado diciembre.
Así, ha restado importancia a los sondeos de opinión que hablan del 'sorpasso' y, tras declararse "un sufridor de encuestas", ha recalcado que su "experiencia" le dice que "los españoles quieren mucho más al PSOE que las empresas demoscópicas".
LOS ESPAÑOLES TIENEN QUE RESPONDER TRES PREGUNTAS EL 26J
A su juicio, los ciudadanos van a apoyar al PSOE porque van a valorar la actitud que han tenido los distintos partidos durante los últimos meses y tienen "certezas" de lo que harán después del 26J.
Así, ha recalcado, ahora, lo que tienen que responder son tres preguntas: si hay cambio; si España sigue con políticas "conservadoras" y "regresivas" u opta por opciones "progresistas", y "quién va a dirigir el país el próximo 26 de junio".
Y, en su opinión, si los españoles votan el próximo 26 de junio respondiendo a estas preguntas, los socialistas serán la primera fuerza política, España tendrá un gobierno en poco tiempo y no habrá unas terceras elecciones.
Además, ha vuelto a rechazar la 'gran coalición' y ha discrepado con quienes defienden que un acuerdo del PP y el PSOE generaría mayor estabilidad para el país.
"¿Qué es estabilidad o inestabilidad?", se ha preguntado, para después subrayar que para él lo segundo es lo que ofrece Rajoy, teniendo en cuenta que "hoy en España el 20% de la población vive con una renta anual de menos de 8.000 euros; tres millones y medio de españoles han dejado de ser clase media en estos últimos ocho años y la mitad de los trabajadores cobran menos de 950 euros al mes".
Como solución a estos problemas, Sánchez ha abogado por derogar la reforma laboral y, para acabar con la desigualdad, ha defendido que lo primero que hay que hacer es subir el salario mínimo interprofesional un 5% en una legislatura, para que en una senda de dos legislaturas sea del 60% del salario medio en España.
El líder del PSOE ha recalcado que está "muy orgulloso" de lo que representa su partido y el "legado" que ha dejado a los españoles durante sus años de gobierno y se ha mostrado "convencido" de que volverá a ser la primera fuerza política.