Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez ve "muy complicado" apoyar que Podemos tenga cuatro grupos en el Congreso

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado este lunes que será "muy complicado" que su partido apoye la pretensión de Podemos de contar con cuatro grupos parlamentarios en el Congreso, porque ésta "no es una Cámara territorial".
Incluso en el caso de que el partido de Pablo Iglesias lo ponga como condición para votar a favor de que el socialista Patxi López sea presidente del Congreso, Sánchez ha advertido de que "negociar es ceder, pero dentro de las reglas que marca el Reglamento del Congreso".
Podemos aspira a disponer de cuatro grupos, correspondientes a las candidaturas con las que se presentó a las elecciones generales: Podemos, Compromís-Podemos en la Comunidad Valenciana, En Marea en Galicia y En Común Podem en Cataluña.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, el líder socialista ha dejado claro que, a su juicio, esta pretensión no es equiparable a otras situaciones en las que el PSOE o el PP han 'prestado' diputados a Coalición Canaria para que pudiera formar grupo.
Sánchez ha respondido recordando el artículo del Reglamento del Congreso que establece que no pueden formar grupo conjuntamente formaciones que no han competido entre sí, puesto que ni Compromís ni Barcelona en Comú ni las 'mareas' han competido con Podemos.
EL PSOE RENUNCIÓ EN 1992
Así, ha concluido que, si Podemos cree necesario tener cuatro grupos en el Congreso, tendrá que impulsar una reforma del Reglamento. Además, ha recordado que en 1992 el PSOE renunció a tener tres grupos --tenía uno catalán y uno vasco-- porque consideró que había "ventajismo parlamentario".
En todo caso, ha subrayado que, en todo caso, el PSOE cree que las cuestiones territoriales tienen que dirimirse en el Senado, que además debe reformarse con ese fin, mientras que el Congreso debe ser el "epicentro de la democracia parlamentaria".
Por otro lado, Sánchez ha reconocido que el PSOE no tiene cerrado aún ningún acuerdo para que su compañero Patxi López sea presidente del Congreso, pero ha asegurado que están "construyendo ese acuerdo". A su juicio, el exlehendakari "representa el cambio que se necesita en las Cortes" porque es una persona "que trasciende lo partidista" y tiene experiencia institucional y capacidad de diálogo para representar un nuevo tiempo.