Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez dice que son nuevas elecciones, no una segunda vuelta, y "los que bloquearon el cambio lo pagarán"

Promete un "gobierno limpio" en una semana y cree que el del PP es un "equipo para olvidar"
El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido este lunes en que las próximas elecciones del 26 de junio "no son una segunda vuelta" ni una "simple repetición de elecciones", sino "una nueva oportunidad", y ha advertido de que, aunque los candidatos "son los mismos", ya "no son vistos igual" por los ciudadanos, porque unos trabajaron "por el cambio", mientras que "otros lo impidieron".
Así lo ha manifestado Sánchez en su intervención durante un encuentro con colectivos sociales en la ciudad de Vigo, en el que ha vuelto a repetir que las formaciones "que se dicen de izquierda" y que impidieron ese cambio, "lo pagarán en las urnas". "En estos últimos seis meses, desgraciadamente no pudimos, pero quisimos, y no pudimos porque con quien podíamos, no quisieron", ha proclamado.
El candidato socialista ha llamado a la sociedad a "apostar" por el PSOE para que España "trabaje en equipo" y "gane el futuro", abandonando "a un mal gobierno" del PP, y a un presidente, Rajoy, que "confundió la mayoría absoluta con el absolutismo".
En esa línea, ha asegurado que los socialistas pretenden ganar las elecciones "no para hablar de siglas o sillas", sino para "construir soluciones y construir un país". "El proyecto del PSOE se llama España, y el de Rajoy es Rajoy", ha reiterado, y ha asegurado que, si gana las generales, "en una semana habrá un gobierno, y no uno cualquiera, sino uno limpio, dialogante y social".
CRÍTICAS A OTRAS FORMACIONES DE IZQUIERDAS
Pedro Sánchez también ha aludido a su intento fallido de pacto, y ha afirmado que "lo grave" no es que los partidos de izquierdas votaran en contra de un acuerdo con Ciudadanos, sino que al hacerlo "bloquearon" la recuperación de la sanidad pública, las becas como derecho o la eliminación del aforamiento a los diputados. "Por eso me duele una supuesta izquierda que, al final, prefiere que gobierne la derecha", ha sentenciado.
Según ha señalado, en los últimos meses ha aprendido que "la única victoria" que querían los ciudadanos era "el acuerdo", y que había que iniciar "una nueva política", sin espacio para las descalificaciones o el "y tú más". "Yo entendí que la nueva política no es solo hablar de lo que nos une, sino no vetar. Yo no veté a ninguna fuerza del cambio", ha subrayado.
Asimismo, también se ha referido a la presentación, este domingo en Barcelona, del "equipo del cambio". "El PP salió criticando, pero ellos tienen otro equipo, un equipo para olvidar", ha ironizado.
TRABAJO "EN EQUIPO"
El aspirante socialista a la presidencia del Gobierno ha recalcado que, ante la dura crisis económica de los últimos años, su apuesta es "la motivación" y el trabajo en "equipo" porque, el 26 de junio, España "se juega algo más que cambiar a Rajoy". "Eso es necesario, pero yo quiero convocar a la mayoría del país para ganarnos el futuro, que nos lo merecemos", ha afirmado.
Por otra parte, ha destacado que su proyecto pasa por "decir sí a lo que otros dicen no", como un plan de lucha contra la pobreza infantil, la recuperación de la cotización a la Seguridad Social de los desempleados mayores de 52 años, o la creación de un parque público de viviendas. "Digamos sí al futuro de España, eso solo lo puede garantizar el PSOE", ha aseverado, y ha añadido que tiene "más ganas que nunca" y "todo el ánimo" para lograr una victoria en las generales y "cambiar España".
CABALLERO
Pedro Sánchez ha sido presentado, en este acto, por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien ha elogiado el "entendimiento" del candidato socialista hacia el municipalismo. Asimismo, ha afirmado que "queda un mes y medio de hablar con la gente" para explicar el proyecto del cambio.
En el acto, al que asistieron unas 200 personas, estaban presentes también la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela; la presidenta de la Diputación de Pontevedra y concejal, Carmela Silva; diputados socialistas; ediles; regidores de localidades de la provincia; y representantes de colectivos sociales y deportivos.