Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez garantiza un Gobierno "limpio y dialogante" y pide que "nadie se quede en casa"

El candidato socialista dice que no es izquierdas para "controlar" el CNI sino para "transformar" los servicios públicos
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este jueves que su partido es la garantía de un Gobierno "limpio y dialogante" frente a la oferta de Mariano Rajoy, que lideraría un Ejecutivo "regresivo y conservador".
En un mitin preelectoral celebrado en Puerto de la Cruz (Tenerife) ante más de 200 personas, Sánchez ha insistido en presentarse como un político "limpio" que lo tiene todo en "A", frente a Mariano Rajoy, "que es un político B". "Que no le salga el gratis el 26 de junio", ha remachado.
En esa línea, ha valorado el Código Ético de su formación, el convenio con Transparencia Internacional y la publicación de las cuentas en la página web.
"Las de otros partidos habría que preguntar a los jueces de la Audiencia Nacional o a Bárcenas", ha comentado en referencia al PP, insistiendo también en que su Gobierno será el de la "honradez intrasigente" de tal manera que los corruptos deberán devolver "lo robado" y después, entrar en la cárcel.
Además, ha rechazado que los próximos comicios sean una "segunda vuelta", al contrario, sostiene que es una "nueva oportunidad" para impulsar el cambio, que en su opinión, no pasa por elegir a "intermediarios". "Solo un camino lleva al cambio, el PSOE", ha destacado, al tiempo que ha apelado a que "nadie se quede en casa" para lograr el cambio.
Ha dicho que su futuro Ejecutivo va a "poner fin" a la precariedad, entre otras cosas, subiendo el Salario Mínimo Interprofesional, la derogación de la reforma laboral y con un plan de choque contra el paro de larga duración, al tiempo que en cuatro meses, creará un ingreso mínimo estatal dirigido a los más de 700.000 hogares que tienen a todos sus miembros en paro.
Asimismo, se ha autodefinido como un político "coherente" que no "engaña a nadie", y por eso, ha subrayado su compromiso de someterse a una cuestión de confianza a los dos años de Legislatura.
Para los jóvenes, ha detallado que habilitará recursos para que unos 700.000 puedan acceder a la acreditación profesional, y ha prometido unos 200.000 puestos de trabajo en la Adminsitración en cuatro años.
Sobre las pensiones, ha dicho que "el buen gestor" que es Mariano Rajoy ha dejado el fondo de reserva a la mitad y además ha utilizado la crisis como "excusa" para desmnatelar el estado del bienestar. Para garantizarlas en el futuro, ha comentado que va a "blindar" el sistema con un recardo de solidaridad.
Cara a las mujeres, por su parte, ha defendido un acuerdo institucional para "poner freno" a la violencia de género, y la elaboración de una ley de igualdad salarial.
"A LA TERCERA VA LA VENCIDA"
En educación, ha prometido congelar las tasas universitarias y bajar la ratio de alumnos para hacer frente a la "mala educación" del PP, y en cuanto a Podemos, ha señalado que la gente ya sabe "quien trabaja por el cambio y quien bloquea el cambio", lo que impidió por ejemplo retirar la LOMCE, la reforma laboral o reactivar la ley de dependencia.
Ha criticado las "excusas" de la formación morada para no votar en su investidura, ha dicho que es de izquierdas "no para controlar el CNI sino para transformar la sanidad y la educación", y sobre la gran coalición con el PP, dice que tuvieron dos ocasiones en su investidura. "A la tercera va la vencida, el próximo 26 de junio vamos a poner fin al Gobierno de Mariano Rajoy", ha apuntado.
La cabeza de lista por la circunscripción de Santa Cruz de Tenerife, Tamara Raya, ha comentado que la gente quiere un cambio "de verdad", y espera que Sánchez vuelva a la ciudad para ayudar al Ayuntamiento, que está en una situación "difícil", no como el PP, que vino a "exigir dinero".
Sánchez ha estado arropado, entre otros, por la vicepresidenta del Gobierno canario, Patricia Hernández, el consejero regional de Justicia, Aarón Afonso, el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Aurelio Abreu, y varios alcaldes de la isla.