Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez responde a la oferta de pacto de Iglesias que es enemigo del rupturismo y la intransigencia

Rajoy vuelve a ofrecer una coalición al PSOE, aunque "va de tercero", mientras Rivera niega vetos y busca acuerdos para reformar España
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha respondido este lunes a la oferta de pacto del líder de Podemos, Pablo Iglesias, asegurando que su enemigo es la desigualdad, pero también "la intransigencia, el rupturismo, la soberbia y ocupar el poder por ocuparlo".
Sánchez ha contestado así a la propuesta de que el PSOE y Unidos Podemos formen un gobierno de coalición después del 26J, que Iglesias ha vuelto a plantear en el último bloque del debate, dedicado precisamente a los pactos postelectorales.
En esta recta final, el líder de Podemos ha buscado también sin éxito otra respuesta, que el secretario general del PSOE no ha querido aclarar: Iglesias ha insistido en que Sánchez tiene que desvelar a los españoles si después del 26 de junio apostará por un gobierno con la coalición de izquierdas o, por el contrario, apoyará otro con el PP. "Sólo hay dos opciones", ha remachado.
Sánchez no ha respondido a esta pregunta --planteada también por el moderador-- y ha asegurado que su planteamiento es el mismo, independientemente del resultado que obtenga en las urnas: el PSOE volverá a apostar por el cambio hacia un gobierno progresista.
A su juicio, además, ésta va a ser la única opción, porque, aunque gane, el PP no va a tener apoyo de ningún partido y, así, habrá de nuevo una "mayoría de cambio en el Congreso". Dicho esto, también ha recalcado que su objetivo es defender la igualdad de los españoles y luchar contra la desigualdad, pero ha avisado de que su enemigo es también "la intransigencia, el rupturismo, la soberbia y ocupar el poder por ocuparlo".
Por su parte, Iglesias sí ha respondido a la pregunta directa de un moderador acerca de si exigiría ser presidente de ese gobierno de coalición si supera al PSOE. El líder de Podemos ha defendido que, "como ocurre siempre" en una coalición, el que tiene más votos tendrá la Presidencia.
En cualquier caso, ha reiterado que, quede segundo o tercero, Unidos Podemos hará "la misma propuesta, un pacto de gobierno de coalición con el PSOE", porque "sólo hay dos opciones".
RIVERA: MIRARÁ EL "PARA QUÉ" ANTES DEL "CON QUIÉN"
También ha apostado por el cambio el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha explicado que su objetivo es buscar acuerdos y priorizar el "para qué" antes que el "con quién". Eso sí, cuando se le ha preguntado si la marcha del líder del PP, Mariano Rajoy, sería una condición para pactar con este partido, ha asegurado que no va a plantear "vetos".
Eso sí, ha vuelto a defender que los votantes de Ciudadanso quieren "cambio, reformas y regeneración" y ha apuntado que para ello también van a tender la mano a los votantes del PP, porque cree que muchos de ellos también quieren que su partido se regenere.
RAJOY: LA COALICIÓN DE LAS "FUERZAS MODERADAS Y SENSATAS"
Mientras tanto, el presidente del Gobierno en funciones ha vuelto a apostar por la gran coalición. Así, y después de asegurar que él pactará "con los españoles", ha explicado que, después del 26J tendrá la misma posición que tras el 20D: "Si las cosas son similares, lo lógico es que se haga lo que se hace en toda Europa, una coalición entre grandes fuerzas moderadas, sensatas, a ser posible con líderes también moderados y sensatos".
Eso sí, previamente, ha aprovechado para lanzar un último dardo a Sánchez, al cuestionar que le critique cuando "va de tercero en las encuestas". "Y me parece que después de intervenciones como las de hoy, se va a quedar ahí", ha dicho, para después ironizar con que el líder del PSOE le diga a él que está "incapacitado para gobernar". "Entonces, ¿cómo está él?", ha apuntado.