Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría cree que la CUP está probando su propia "medicina": "Cuando uno trabaja para romper, acaba rompiéndose"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, cree que la CUP está probando su propia "medicina" con la crisis que está sufriendo y las dimisiones internas en su cúpula, ya que "cuando uno trabaja para romper, acaba rompiéndose".
Santamaría ha reaccionado así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a la "dimisión irrevocable" presentada por seis miembros del Secretariado Nacional de la CUP por discrepancias con la estrategia de la dirección del partido.
La vicepresidenta cree que este cisma interno "se veía venir" porque los partidos "radicales" acaban generando "inestabilidad y son inestables". "Estamos en la aplicación de su propia medicina, cuando uno trabaja para romper, acaba rompiéndose", ha concluido.
La pasada semana Santamaría ya advirtió al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de sus socios tras la decisión de la CUP de no apoyar los presupuestos autonómicos y reconoció que "ponerse en manos de la radicalidad tiene esas cosas".
VARIOS MINISTERIOS, IMPLICADOS CON CATALUÑA
En este contexto, la vicepresidenta ha explicado este viernes que el Gobierno lleva trabajando toda la legislatura en dos sentidos en relación a Cataluña: paliar su mala situación económica y defender el marco de convivencia que establece la Constitución.
En el primero de ellos, ha insistido en que su objetivo ha sido que los catalanes no se vieran "perjudicados" por el "deterioro económico y social" de la comunidad, y para ello el Estado ha aportado hasta 50.000 euros a la Generalitat que han permitido "que se mantenga el nivel de servicios públicos".
Pero además, ha subrayado su trabajo en defensa de la Constitución y los derechos de todos los españoles para que "lo que sea el conjunto de España se defienda por el conjunto de los españoles", y que además los catalanes "no se vean obligados a sostener una posición que no tiene por qué ser la del conjunto de catalanes y españoles".
Según ha añadido, en este objetivo han trabajado "varios" ministerios, incluido el de Exteriores, cuyo responsable en funciones, José Manuel García Margallo, ha revelado que cuando llegó al cargo llamado 'Montserrat' orientado a "buscar soluciones efectivas al encaje de Cataluña".