Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría defiende al presidente de Murcia y avisa: "Ojo con juzgar penalmente supuestas intenciones"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha apelado este miércoles a la presunción de inocencia del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ya que, según ha dicho, "documentos oficiales" demuestran que no ha habido contratación ni pago a ninguna empresa de la trama Púnica. Según ha dicho, se debe imputar con "datos y con hechos". "Ojo con juzgar penalmente supuestas intenciones", ha avisado.
Así se ha pronunciado después de que un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) vincule al presidente murciano y a la alcaldesa de Cartagena y candidata al Senado Pilar Barreiro con la trama Púnica. Según la UCO, cuando Sánchez era consejero de Educación del Gobierno murciano y Barreiro alcaldesa, contrataron con dinero público los servicios de una empresa de la trama para que limpiara su reputación en Internet.
Al ser preguntada si considera que hay un reproche ético porque Pedro Antonio Sánchez estuvo a punto de contratar con esa empresa de la Púnica, la portavoz del Ejecutivo ha asegurado que se habla de "fraude" en la contratación y luego resulta que los "documentos oficiales" demuestran que "no ha habido contratación ni ningún tipo de pago y que esa actividad no se ha llevado a cabo en ningún caso". A su entender, en un proceso penal no se pueden juzgar "supuestas intenciones" que, "a lo mejor tampoco las tenía".
Por eso, ha señalado que, aunque hay que ser "muy rigurosos" contra la corrupción, también hay que ser "muy exquisitos cuando se hacen determinadas afirmaciones", máxime cuando "no ha habido ninguna actuación judicial". Además, ha dicho que el informe de la Guardia Civil "concluye que no hubo esa contratación".
Sáenz de Santamaría ha indicado que hay que estar "a los hechos" y esos hechos son que "no se contrató ni se pagó absolutamente nada". "No podemos imputarle a la gente cosas con alegría. Lo tenemos que hacer con datos y con hechos", ha concluido.