Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría achaca el desacuerdo para reducir costes de campaña a que "unos" querían gastar más y ajustar al resto

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha achacado la falta de un pacto para reducir los costes de la próxima campaña electoral en que "unos" pretendían "gastar más" y que los demás "dejaran de gastar" y ha abogado por que los partidos políticos sean austeros.
En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha asegurado que el Ejecutivo ha "apostado" por reducir el coste de la vida política en esta legislatura, reduciendo subvenciones a los partidos y los grupos parlamentarios, así como por incrementar los controles del gasto que se realiza.
Como no se ha producido un acuerdo, la vicepresidenta ha recordado que será voluntario el ajuste de cada cual y que el PP reducirá en torno al 30 por ciento el coste de su campaña.
Los partidos con representación parlamentaria no han logrado sellar un acuerdo conjunto para rebajar el gasto electoral en las elecciones del 26 de junio, pero todos han prometido ser más austeros que en diciembre.
En la reunión de este miércoles se han mantenido las discrepancias entre quienes, como Podemos, Ciudadanos y los minoritarios, abogan por aplicar el recorte al limite legal de gasto, lo que afectaría principalmente a los mayoritarios, y los que abogan por aplicar la rebaja a todos proporcionalmente, ya sea en función de lo que cada uno gastó en diciembre, como quería el PP, o el número de electores al que se dirijan, como sostenía el PNV.