Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría difunde el último balance de su reforma de la administración y presume de un ahorro de casi 35.000 millones

La vicepresidente del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dado a conocer este viernes el último balance de la reforma de las administraciones públicas que ha impulsado a lo largo de la legislatura y ha elevado el ahorro conseguido a los 30.947 millones de euros para el erario público, más otros 4.026 para ciudadanos y empresas.
"Estamos en funciones, pero el informe ha cogido velocidad de crucero", ha dicho Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el último anterior al inicio de la campaña electoral.
La vicepresidenta ha difundido hoy los datos del informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) relativos al primer trimestre del año. El Gobierno asegura que el 87 por ciento de las medidas previstas están implantadas y el 13 por ciento, en ejecución.
Según la número dos del Ejecutivo, los ahorros en esos meses se han incrementado en 452 millones para las administraciones y en 582 millones para los particulares. Por contratación centralizada, hasta la fecha se han ahorrado 824 millones de euros, de los cuales 181 millones son para las Comunidades Autónomas por compras de medicamentos y vacunas y otro material sanitario. También se han ahorrado 61,5 millones en arrendamientos y se han conseguido ingresos de 637 millones de euros por ventas de inmuebles.
La vicepresidenta ha defendido el impulso que le ha dado su gobierno a la administración electrónica, que sitúa a España a la cabeza europea en prestación de servicios y en datos abiertos.
CONTRATACIÓN DE SOFTWARE
El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes uno de esos contratos centralizados, en este caso para aglutinar, con precios y condiciones homogéneas, a diversas entidades de la Administración del Estado que en este momento tienen suscritos determinados contratos de software con la empresa IBM; fundamentalmente, servicios de mantenimiento, soporte y arrendamiento de software.
El importe del contrato asciende a 33,96 millones de euros, con una duración de tres años y fecha de inicio de vigencia el próximo 1 de julio de 2016. Su ámbito de aplicación abarca a ocho ministerios y diez organismos públicos.
El Ejecutivo explica que además de ahorros se logra flexibilidad, porque este contrato permite el traspaso de licencias y la compensación de consumos mensuales entre ministerios y organismos, evitando la infrautilización de licencias y los sobrecostes por consumos para las entidades.
Adicionalmente, se prevé que los posibles ahorros que se deriven de la centralización puedan ser utilizados para adquirir nuevas licencias y para mejorar y ampliar el servicio de soporte técnico proporcionado por la empresa.