Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tercer alcalde de Santiago de la legislatura defiende que el PP apruebe en solitario la reforma electoral

El alcalde de Santiago de Compostela y vicesecretario del PP gallego, Agustín Hernández, ha defendido que los populares aprueben en solitario la reforma electoral aunque haya un "rechazo absoluto y radical de la oposición". Así, entiende que el Gobierno tiene el "derecho y la obligación" de tomar decisiones y decidir lo que "considere mejor".
Hernández, tercer alcalde que el PP promueve en la ciudad en lo que va de legislatura, ha recordado que la propuesta de que gobierne el partido que gane las elecciones es un "compromiso del partido que viene de lejos". En todo caso, ha puntualizado ante los periodistas que es un planteamiento "a negociar".
Además, preguntado por los periodistas sobre si la aprobación de la reforma tan cerca de las elecciones municipales se podría entender como un cambio partidista, Hernández ha considerado que "no". Por el contrario, ha indicado que la interpretación que se debe hacer es que el PP está utilizando las herramientas que la ley permite para "gobernar y tomar decisiones".
El alcalde, que ha observado un "rechazo absoluto y radical" del resto de formaciones políticas, ha afirmado que le gustaría tener el "consenso del partido mayoritario" de la oposición, el PSOE, del que ha recordado que afirmó que "no va a negociar ni ahora ni nunca".
Hernández ha incidido en que si el Partido Popular manifiesta una "voluntad de negociación" para lograr un nivel de votos, por ejemplo "el 30 o 35 por ciento de votaciones para una lista", y la otra parte se opone, el Gobierno debe "tomar una decisión" y seguir con la planificación y con el programa.