Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanz (PP-A), que no se "autodescarta" como candidato, confía en que la justicia pondrá "a todos en su sitio"

Cree que comparar este caso de presunto fraude en un "contrato menor" con el de los ERE o Mercasevilla es una "grave irresponsabilidad"
El secretario general del Partido Popular andaluz, José Luis Sanz, ha asegurado este lunes que tiene la "absoluta tranquilidad y certeza de que la justicia lo pondrá todo y a todos en su sitio" y que, al igual que "nunca" se ha postulado o 'autoproclamado' como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, tampoco ahora se "autodescarta para nada".
Así lo ha dicho en su primera rueda de prensa desde de que el pasado jueves la Policía Judicial requisase, a raíz de una denuncia por un presunto contrato irregular, dos ordenadores en el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla), donde Sanz es alcalde desde hace siete años.
El 'número dos' del PP-A ha dicho que se siente ahora "más respaldado que nunca" por sus compañeros de partido y que, si no fuera porque él ocupa el cargo de secretario general en el partido, "hoy seguramente nadie estaría hablando de esto".
Así, ha atribuido la polémica en torno a este asunto a una "denuncia política que hace el concejal del PA y la concejala de IU y que la Fiscalía fundamenta" exclusivamente, según ha advertido, en las declaraciones de esta concejala y "de dos exconcejales del PP que ya no van en la lista de esta última legislatura". "Ese es el fundamento de la denuncia que hace la Fiscalía", ha enfatizado para criticar que no se le haya tomado declaración, por ejemplo, ni al secretario ni al interventor municipal del Ayuntamiento, algo que, para Sanz, hubiera sido "muy lógico".
DESCARTA DIMISIONES "POR EL MOMENTO"
Es por eso por lo que, según ha explicado, no piensa exigir dimisiones "por el momento" a los tres concejales de su corporación que han sido llamados a declarar como imputados por la Fiscalía. "Estaría cometiendo una gravísima injusticia porque tengo la certeza de que en el Ayuntamiento no ha habido ninguna irregularidad", ha sentenciado.
Aún así, a la pregunta de si pediría estas dimisiones en caso de que fuera la juez la que finalmente imputase a estos ediles (a los que el Ayuntamiento, según ha querido aclarar, no les está pagando la defensa), ha contestado que, llegados a ese extremo, las pediría "como no podría ser de otra forma" aunque está "convencido de que eso no ocurrirá".
De ahí, que haya advertido de que no se puede comparar esta "denuncia política" de la oposición del Ayuntamiento de Tomares con el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares de la Junta, con Mercasevilla, Madeja o Fitonovo porque, a su juicio, hacerlo es una "gravísima irresponsabilidad que no responde al más mínimo rigor informativo".
"Aquí estamos hablando que se cuestiona un contrato menor de servicios que cree la Fiscalía que es irregular, cosa que no creen ni el secretario del Ayuntamiento ni el interventor municipal", ha apostillado para recordar que "en siete años" que lleva al frente de la Alcaldía de Tomares no ha tenido "ni un solo reparo" por parte de estos órganos municipales. "Yo no he ido nunca a ninguna Junta de Gobierno a levantar el reparo de ningún secretario ni de ningún interventor. No he tenido ninguno, no me ha hecho falta", ha insistido para reiterar que no se ha producido "ninguna irregularidad" en los contratos del expediente denunciado --que llevan su firma, según ha admitido-- y que siempre han contado con el "visto bueno" tanto del secretario como del interventor.
Sanz, que también ha negado que lo que se produjera el jueves en su Ayuntamiento fuera un "registro" porque eso hubiera supuesto que él no hubiera dicho a la Policía Judicial dónde estaban los ordenadores que se han requisados, ha insistido en su interés porque se aclare todo y porque la colaboración con la justicia sea "máxima" tal y como está siendo "desde el minuto uno".
SIN FECHA PARA UN NUEVO LÍDER
En este contexto, y a preguntas de los periodistas sobre si cree que todo este asunto le perjudica o invalidad como posible candidato del partido a las elecciones autonómicas y como posible sucesor de Juan Ignacio Zoido en la presidencia del PP-A, Sanz ha llegado a admitir que no sabe qué decir ante ello.
"Ni me he autoproclamado para nada ni me he autodescartado para nada", ha reiterado ante la insistencia de la prensa, a la que ha vuelto a remitir a su habitual frase de que el relevo en la presidencia del PP-A se hará "más pronto que tarde" de acuerdo a "los tiempos" que marque la dirección nacional del PP, cuya prioridad ahora es "volver a ganar las elecciones europeas". "Y esa debe ser también la del PP-A", ha añadido.
Sobre la posibilidad de que en la Junta Directiva Regional ordinaria que se celebra este viernes 17 se designe a un candidato, Sanz se ha remitido al orden del día de la misma para demostrar que no está incluida ni recogida la convocatoria del Congreso en el que podría designarse a dicha persona y para negar, por tanto, este extremo. En ese sentido, y en tono jocoso, ha dicho que, en este momento, no le consta que Zoido "vaya a anunciar algo" que él no sepa.