Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Secretarios judiciales progresistas afean a Catalá que cambie de discurso pero no la política dañina en la Justicia

Censuran la nula preparación de los registradores en el Registro Civil y subraya que cobran unas retribuciones "privilegiadas"
La Unión Progresista de Secretarios Judiciales (UPSJ) han censurado que el relevo en el Ministerio de Justicia ha traído consigo un discurso "menos agresivo", pero no ha supuesto "cambio alguno" en los perjudiciales efectos de la política del Gobierno en esta materia. En este sentido, cita el traspaso del Registro Civil a los registradores, cuya preparación es nula en el nuevo cometido y quienes ya cobran unas retribuciones "privilegiadas".
Para la asociación, se han confirmado los "peores augurios" al constatar que la llegada de un nuevo ministro a Justicia tiene un discurso "menos agresivo, más pactista pero en lo que interesa al Gobierno, y no al ciudadano".
En este sentido, ha acusado al Gobierno de partir de "datos erróneos y engañosos" al defender la encomienda de la gestión del Registro Civil a los registradores mercantiles y de la propiedad. "Se manifiesta que será gratuito, nadie se lo cree", ha remachado.
TRANSPARENCIA SOBRE LOS COSTES DE LA ENCOMIENDA
De este modo, ha pronosticado que se subirán el resto de aranceles para hacer frente a la gratuidad del Registro Civil o se cobrará no la inscripción inicial, pero sí las posteriores. Ha criticado también la intención del Gobierno de "regalar toda la informática y digitalización" que ha costado cerca de 200 millones de euros del erario público a los registradores.
Además, ha lamentado que su proyecto no se acompañe de una memoria económica ni de un desarrollo reglamentario. "Solo se ha efectuado una adenda en una ley ómnibus y sólo por ello, también con la lógica del Gobierno habría que rechazar el nuevo proyecto", ha expuesto, después de que Rafael Catalá criticara la falta de memoria económica en la norma del Gobierno socialista.
"Se parte de la base que los Registradores son funcionarios, pero se obvia que tienen una situación económica privilegiada, que no cobran del Estado, sino directamente de los particulares, y que ningún funcionario de la Administración, ni de lejos se acerca a su salarios o percepciones", ha señalado.
SECRETARIOS JUDICIALES PUEDEN ASUMIR ESTE SERVICIO A COSTE CERO
En esta línea, ha destacado el carácter liberal de la profesión del registrador y ha denunciado que no tienen "ninguna" preparación para gestionar el Registro Civil. Por ello, ha reiterado el ofrecimiento de los secretarios judiciales de hacerse cargo de esta tarea "a coste cero y servido con los funcionarios de Justicia".
Dicho esto, ha requerido que "se lleve a cabo lo dispuesto en la propia ley con la creación de un juzgado de primera instancia que asumiría el juez correspondiente con el secretario judicial y el resto del personal" para descargar al resto de juzgados de lo civil y utilizando la plantilla del Registro Civil.
Para la UPSJ, la única buena noticia es que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha manifestado su intención de considerar la alternatividad un "principio inspirador" en el proyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria que tramita el Gobierno.