Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Ley de Seguridad Ciudadana acelera su tramitación en el Congreso mientras que el Código Penal cumple un año parado

El proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, criticado por toda la oposición, ha visto acelerada su tramitación en el Congreso y, tras el debate de totalidad de la semana pasada, para este martes se ha fijado la presentación de las enmiendas al articulado, lo que supone que la norma puede estar aprobada en la Cámara en el plazo de un mes.
La tramitación de la llamada 'ley mordaza' contrasta con la reforma del Código Penal, que lleva ocho meses con sucesivas prórrogas del plazo de presentación de enmiendas parciales.
Y eso que el Gobierno siempre ha presentado esta ley de seguridad como complementaria del nuevo Código Penal, en el que desaparecen las faltas dividiendo las conductas punibles en delitos e infracciones Administrativas. De estas últimas se encarga la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.
DOS RITMOS PARA LEYES PARALELAS
Así, la controvertida ley de Seguridad Ciudadana llegó al Congreso en julio de 2014 y, en menos de dos meses (descontando agosto, que es inhábil), ya se sometió al debate de totalidad el pasado jueves, donde todos los grupos de la oposición pidieron su retirada. Este martes, menos de una semana después de ese debate, se ordena la presentación de las enmiendas parciales.
Por contra, el Código Penal entró en el Congreso el 1 de octubre de 2013 y no fue hasta el mes de febrero de este año cuando se produjo el debate de totalidad, y desde entonces lleva ocho meses con sucesivas prórrogas del plazo de presentación de enmiendas parciales.
Y COINCIDIENDO CON LOS PRESUPUESTOS
Lleva por tanto 33 ampliaciones de enmiendas parciales, y por medio acaba de haber un cambio de ministro de Justicia, tras la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón y el nombramiento de Rafael Catalá. A la espera de nuevas directrices, su tramitación está congelada.
La decisión de la Mesa del Congreso de no prorrogar el plazo de enmiendas al articulado de la Ley de Seguridad Ciudadana coincide además con la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado, que esta semana obliga a los grupos parlamentarios a presentar cientos de enmiendas a las cuentas de 2015. De hecho, los partidos más pequeños ya han avisado a Europa Press de que tendrán dificultades para redactar sus enmiendas a ambas leyes al mismo tiempo.