Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El delegado de Seguridad de Madrid dice que no ha participado en ningún escrache, sino en "docenas de manifestaciones"

Dice que aún no ha presentado denuncia contra los policías que le insultaron y que quiere meditarlo "a fondo"
El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha asegurado este lunes que él no ha participado nunca en ningún escrache, sino "en decenas y docenas de manifestaciones" y que son "falsas" las acusaciones de que no aplica el mismo rasero en estos casos.
En declaraciones a Onda Madrid, Barbero ha indicado que la gente que le acusa de haber realizado escraches lo tiene que demostrar porque él "no ha hecho ningún tipo de insulto o amenaza similar". En este sentido, ha negado que participara en el escrache a Gallardón.
El edil ha dicho también que "no todos los escarches son condenables" y que el límite, en su opinión, está "en la presencia de menores".
Dicho esto, el concejal madrileño ha precisado que lo que a él le hicieron el martes en una manifestación de policías no fue un escrache, puesto que, a su modo de ver, un escrache se produce "por la imposibilidad de interlocución con alguien y en su caso se ha reunido con los sindicatos "siete veces en los últimos meses". "La interlocución es la habitual", ha apuntado.
En cuanto a la escolta que llevaba ese día, ha señalado que él no haría esa pregunta a nadie por cuestiones de seguridad, pero que el día de la manifestación llevaba "la escolta habitual". "Otra cosa es cuando deja de ser una concentración y se convierte en una manifestación en la calle Mayor detrás de mí, donde probablemente el nivel de escolta que había no podía protegerme", ha señalado..
En cuanto a la queja de los comercios de que con la retirada de la brigada antidisturbios ha aumentado el número de manteros en la zona Centro, el munícipe ha comentado que "hay policía uniformada y de paisano y seguimos con el mismo número de policías".
Por otra parte, Javier Barbero ha indicado que él se reunido con la Asociación de Personas sin Papeles y se quejaba del exceso de celo de la propia Policía. "Depende a quien escuches, parece que la formulación es distinta", ha dicho.
En su opinión, este problema "no es una cuestión de seguridad, sino una cuestión social muy seria". "No quiero decir que no se genere molestias a los comerciales, pero hay que tener una mirada global".
Por otro lado, el concejal de Seguridad, Salud y Emergencias ha informado de que aún no ha puesto la denuncia contra los policías municipales que le insultaron y ha comentado que lo hablará con sus colaboradores. "Las decisiones importantes quiero meditarlas bien a fondo con todo mi equipo", ha dicho.
Para Barbero, hay "algunas cuestiones que llaman la tensión y preocupan". "Son personas que tienen todo el derecho a manifestarse, faltaría más, pero son policías que desarrollan algunas conductas sobre las que tenemos que preguntarnos si suponen incitación al odio o no. Le daremos una vuelta. De todas maneras, entiendo que son cosas que ocurren y que hay que analizar. Pero la vida sigue y no voy a centrar toda mi energía en ello. Mis energías están en cómo podemos cuidar y proteger mejor a la ciudadanía", ha concluido.