Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sémper alberga la esperanza de lograr un escaño por Guipúzco y dice que el "principal adversario" del PP es Podemos

Asegura que no quiere ser diputado por la abstención y apela a la concentración del voto "sensato y moderado" en la formación popular
El presidente del PP guipuzcoano y portavoz parlamentario popular, Borja Semper, alberga "la esperanza" de lograr en los próximos comicios generales del 26 de junio el escaño por Gipuzkoa que no logró en los del 20 de diciembre y ha destacado que Podemos se ha convertido en "el principal adversario político".
En un desayuno informativo celebrado en San Sebastián, Sémper ha explicado que el PP de Gipuzkoa afronta la campaña siendo consciente de que "han cambiado cosas y tenemos más información de carácter político que pueden hacer que el sentido del voto de los ciudadanos pueda cambiar", lo que les hace "albergar la esperanza de obtener el escaño" por este territorio.
Asimismo, ha destacado que Podemos supera en votos al PSOE, lo que para la formación popular convierte a la formación que lidera Pablo Iglesias en "el principal adversario político". "No es descabellado, porque lo dicen muchas encuestas".
No obstante, el dirigente del PP ha incidido en que los ciudadanos están "hartos y cansados". En este sentido, no cree "sensato que se haga una campaña convencional".
Por ello, su formación está diseñando una campaña "diferente, menos invasiva y que responda a ese cansancio de los ciudadanos". "Hemos contado lo que planteábamos hace cinco o seis meses, con lo cual volver a repetir lo mismo a mí particularmente me produce vergüenza", ha admitido.
Tras destacar que "no es un drama que vuelva a haber elecciones", ha insistido en que "sería un profundo error volver a hacer una campaña igual y convencional". De este modo, ha asegurado que ello les obliga a "agudizar el ingenio y a reducir el presupuesto de una manera drástica".
Borja Sémper ha afirmado que en esta campaña va a apelar a "la concentración de voto" en torno al PP a aquellas personas que "creen que podemos ser un punto de encuentro". A su entender, "estamos sobrados de enfrentamientos, de tirarnos los trastos a la cabeza y lo que necesitamos es serenidad y moderación y si hay una candidatura en Gipuzkoa que puede representar eso e intentar aportar ese estilo político en el Congreso es la del PP".
CIUDADANOS Y PNV
En esa línea, se ha referido a Ciudadanos en Gipuzkoa y ha apuntado que esta formación "obtuvo unos 15.000 votos y probablemente muchos de ellos fueron de gente que en otras elecciones habían confiado en el PP y por enfado o porque creían que podían ser una opción razonable les votaron a Ciudadanos", pero ha advertido de que esos votos "a quienes beneficiaron fue a Podemos y al nacionalismo vasco".
Por ello, ha apelado tanto a la gente que confió en Ciudadanos como a la que "confió en el PNV y que no está en las antípodas ideológicas del PP y que cree que ahora es el momento de asegurar un voto de sensatez en el PP ante las alternativas que existen en la política española". A su juicio, el partido popular debe aspirar "a un voto moderado del PNV".
De este modo, se ha mostrado convencido de que la próxima legislatura va a tener que comenzar "en base a renuncias que desemboquen en grandes acuerdos", en los que "tiene que estar llamado" el partido jeltzale. "El PP tiene que hacer y va a hacer un esfuerzo de incorporar al PNV en grandes acuerdos en la próxima legislatura", ha añadido.
Finalmente, preguntado por el benificio que le podría reportar la abstención, el candidato del PP ha subrayado que no quiere ser diputado gracias a ello, porque la abstención es "un drama para la democracia porque salimos perjudicados todos". Por ello, se ha mostrado convencido de que las diferentes formaciones políticas deben hacer "un esfuerzo" para que los ciudadanos "vean la necesidad de ir a votar".