Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sémper (PP) dice que "la segunda etapa es erradicar el odio y acabar con el proyecto totalitario de ETA"

Dice a las víctimas que Rajoy es "la mayor garantía para que no se haga nada raro y todo lo que se haga sea dentro de la ley"
El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha afirmado que a partir de ahora queda la "segunda etapa en la lucha contra ETA, que es erradicar el odio y acabar con el proyecto totalitario de la banda terrorista".
En un acto político en San Sebastián, Sémper ha lamentado que "ETA ha dejado odio, ha inculcado el odio en una generación de vascos a los que ha explicado reiteradamente que asesinar estaba bien. Ese proyecto totalitario sigue en el País Vasco". "La segunda etapa en la lucha contra ETA es erradicar el odio y la intolerancia, es acabar con el proyecto totalitario de ETA y que lo sepan", ha insistido.
Por ello, ha apuntado que "en Mondragón, en Oiartzun, en San Sebastián o en la China popular, nos van a tener enfrente, en contra del proyecto totalitario. No nos vamos a rendir y vamos a ganar la libertad".
Sémper ha realizado estas declaraciones en la presentación de las candidaturas del PP de Guipúzcoa al Congreso y al Senado, en un acto en el que ha participado la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, además de Laura Martín, viuda del último asesinado por los GAL, Juan Carlos García Goena, (un objetor de conciencia que murió por la explosión de un coche bomba el 24 de julio de 1987 en Hendaya al confundirle los autores del atentado con un miembro de ETA) y que cierra la lista al Congreso.
También estaba presente Antonio Salvá, médico mallorquín padre del guardia civil Diego Salvá Lezaun, quien fue asesinado por ETA junto con su compañero Carlos Saenz de Tejada el 30 de julio de 2009 en Palmanova, que cierra la lista del Senado, así como numerosos dirigentes del PP guipuzcoano.
Sémper ha ensalzado las listas del PP señalando que "siempre han contado con los mejores", ha calificado a Antonio Salvá y Laura Martín de "ejemplos de dignidad", y ha aseverado que con el gobierno de Mariano Rajoy, las víctimas del terrorismo y también del Gal van a sentirse "no sólo queridas, sino también apoyadas".
"ALEGRÍA CONTENIDA"
Respecto al último comunicado de ETA, el dirigente popular ha manifestado que la sociedad vasca se mueve entre la "alegría contenida y la lógica desconfianza" y ha considerado que el comunicado "llega tarde, por lo que hay mucha desconfianza, llega tras mucho dolor, mucho engaño, y acompañado de palabrería y de chulería".
En ese sentido, ha advertido a los terroristas que "se equivocan si creen que nos pueden engañar, porque les hemos ganado, la democracia les ha ganado y han tenido que claudicar".
Sémper ha señalado que la "única palabra" que le interesa del comunicado es la de 'definitiva', todo lo demás es "palabrería hueca que no nos interesa". En esta línea, ha apuntado que tanto la gente del PP como las víctimas han sido durante años "ejemplo de coraje y de sensatez". "No ha habido ni una sola víctima que haya decidido tomarse la justicia por su mano. La justicia debe imperar y ningún comunicado va a conseguir hacernos olvidarlo", ha añadido.
Tras instar a sus simpatizantes a "sacar pecho, para que no nos roben este momento de victoria, que hemos ganado a la ETA de las pistolas y las bombas", ha realizado un reconocimiento a las Fuerzas de Seguridad del Estado, a la Ertzaintza, a la Policía Nacional, a la Guardia Civil, que "han conseguido que ETA haya tenido que decir 'definitivo'".
"¿Quiere decir esto que se ha acabado? No. Nos queda la segunda parte de la lucha por al libertad. Hay que seguir luchando contra el totalitarismo y las ideas de ETA", ha advertido.
En esta línea, ha dicho que el discurso de Batasuna, del entorno de ETA, se ha quedado "viejo". "Toda la palabrería de conflicto armado se les ha caído, porque sin pistolas no son nadie", ha aseverado, para añadir que "si quieren jugar en democracia, van a tener que hacer una travesía en el desierto".
Después de recordar a varias víctimas de sus formación asesinadas por ETA y a todos aquellos que "por defender la libertad les ha supuesto la vida", ha señalado que "la mayor garantía para que no se haga nada raro y todo lo que se haga sea dentro de la ley, es que Mariano Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno".
AZPIROZ
Por su parte, el cabeza de lista del PP al congreso por Guipúzcoa, José Antonio Azpiroz, ha recordado que ETA no se ha disuelto, no ha entregado las armas y "queda un camino por recorrer, que como decía Mariano Rajoy, sólo puede ser la amparo el cumplimiento estricto de la ley".
Azpiroz ha ensalzado la defensa por al paz y la libertad que han llevado a cabo las víctimas, con una "actuación maravillosa que no se han tomado al justicia por su mano. No ha habido revanchas ni venganzas y este papel debe inscribirse con letras de oro en la historia del País Vasco y de España".