Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sémper: "La ikurriña es, probablemente, más mía que de Garitano porque yo me he jugado la vida por ella"

Cree que se está "a tiempo" de rescatar 'San Sebastián 2016', pero denuncia "la flagrante falta de profesionalidad y capacidad"
El portavoz parlamentario del PP vasco y presidente de los populares guipuzcoanos, Borja Sémper, ha lamentado que se utilicen las banderas y los símbolos como arma arrojadiza y se ha dirigido al diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, para decirle: "La ikurriña es, probablemente, más mía que de él porque yo me he jugado la vida por ella".
De esta forma, Sémper se ha referido al hecho de que el pasado sábado se izara una ikurriña gigante que la Diputación de Guipúzcoa ha instalado frente al Palacio foral como respuesta a la obligatoriedad de hacer ondear la bandera española, con el resto de enseñas oficiales, en su fachada.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Sémper ha "confesado" que él se emociona "poco" con las banderas, aunque en Euskadi sea "raro decirlo". "A mí las banderas no me emocionan demasiado, desde el respeto profundo que le tengo a quien se emociona con ellas", ha añadido.
A su juicio, la izada de la ikurriña gigante no le pareció "un acto de desagravio" y ha apuntado que entiende que haya gente "que se ha sentido agraviada", pero a él le "agravian otras cosas".
Tras lamentar "esta especie de utilización de los símbolos para tirárnoslos unos a los otros", ha afirmado: "La ikurriña es tan mía como del señor Garitano. Es más, probablemente, la ikurriña sea más mía que la de Garitano porque yo he defendido Euskadi de una forma que el señor Garitano ha sido incapaz de defenderla nunca. Y perdón que lo diga en estos términos, pero yo me he jugado la vida por esa ikurriña, el señor Garitano no", ha añadido.
En este sentido, ha asegurado que le molesta "mucho que quienes manosean la ikurriña la quieran utilizar en contra de otros vascos". "Dejemos de utilizar los símbolos, dejemoslos tranquilos y aprovechemos que estamos en el siglo XXI para que los símbolos dejen de ser algo que nos separa para ser elementos de unión. Y para eso es importante que haya mucha más responsabilidad. Insisto, yo respeto los sentimientos de todos y cada uno de los ciudadanos, pero, bueno, busquemos lo que nos une, que es mucho", ha añadido.
Preguntado por si le pediría también al delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, "moderación" para que deje de interponer recursos contra la no colocación de la bandera española, Borja Sémper ha precisado que "utilizar la Ley para defender la Ley no es una falta de moderación".
No obstante, ha apuntado que él pide "moderación en esta vida a todo el mundo", a sí mismo y a sus "contricantes políticos", porque "es mucho más sano", aunque defiendas tus posiciones "con vehemencia" porque significa "respeto al discrepante, algo que se debe conjugar mucho más en Euskadi".
DONOSTIA 2016
El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha considerado que todavía se está "a tiempo" de rescatar el proyecto 'San Sebastián 2016', pero cree que existe "una falta flagrante de profesionalidad y capacidad" del Patronato de la Fundación para la Capitalidad Europea de la Cultura Donostia 2016.
"¿Si la capitalidad cultural hubiera sido para Bilbao, alguien cree que, en estos momentos, estaríamos como estamos o estaríamos ya hablando de impulsos, de proyectos, de desarrollo?, ¿qué pasa en San Sebastián?, ¿quién gobierna en San Sebastián?, ¿cuáles son los objetivos, cuáles son las herramientas que está utilizando, si es que tiene?, ¿por qué el proyecto, hoy, a año y medio del año 2016, ni siquiera sabemos cuáles son los proyectos que se van a impulsar?", ha preguntado.
En este contexto, ha preguntado si se conoce que "uno de los proyectos que está contemplado dentro de la capitalidad cultural, es decir, la imagen que se va a transmitir desde Donostia, desde Euskadi, desde España al conjunto de Europa, pasa por, por ejemplo, proyectos como una tirolina desde el monte Igeldo hasta la Isla de Santa Clara".
El representante popular ha criticado la falta de "profesionalidad" porque ésta es "una oportunidad importantísima, no sólo para los donostiarras, sino para el conjunto de Euskadi".
"Hay tiempo para rectificar, hay tiempo para ponerse las pilas. Estamos en ello, nosotros estamos intentando que las cosas se dirijan hacia esa dirección", ha apuntado.
A su juicio, la responsabilidad de esta situación es "compartida", pero ha precisado que, "quien está en el día a día y tiene la responsabilidad primera de gestionar un proyecto de estas características" es del Ayuntamiento de San Sebastián; después, de la Diputación foral de Guipúzcoa; en tercer lugar, del Gobierno vasco; y en cuarto del Ejecutivo de España. "Todos tienen su responsabilidad, pero no tienen todos la misma responsabilidad", ha asegurado.
Borja Sémper ha precisado que, si él fuera el alcalde de la capital guipuzcoana, sentiría "vergüenza de cómo está gestionando el proyecto". "Porque es al alcalde de San Sebastián al que más le debería importar que fuera un éxito y al que más le debería angustiar que hoy estemos así", ha indicado.
Por ello, ha emplazado a buscar a "los mejores profesionales", al margen de ideologías, "para que técnicamente desarrollen este proyecto", sin que se tengan "visiones particulares de la cultura". También ha apuntado que todavía no hay un patrocinador privado que haya firmado la financiación la Capitalidad Cultural.